Cinco detenidos en Zamora y León por estafar 15.000 euros vendiendo móviles que nunca entregaban

La Guardia Civil detiene a cinco personas por estafar a 90 clientes de varias provincias a los que vendían por Internet móviles que nunca llegaron a sus destinatarios.

La Guardia Civil de León ha detenido a cinco personas, tres hombres y dos mujeres de entre 18 y 56 años, cuatro en León y una en Zamora, como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a grupo criminal y estafa continuada. Están acusadas de estafar cerca de 15.000 euros por vender a través de internet móviles que nunca llegaron a sus destinatarios.

 

La investigación, denominada 'Operación Torres', se puso en marcha a mediados del año 2015, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento mediante denuncia presentada por uno de los estafados, en la que ponía de manifiesto haber sido defraudado por la compra de un teléfono móvil a través de internet ya que una vez realizada una transferencia bancaria al vendedor, nunca recibió el producto, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en un comunicado recogido por Europa Press.

 

A raíz de esta denuncia y fruto de las diversas gestiones e indagaciones llevadas a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de León, el mes pasado tuvo lugar la fase de explotación de la operación, que se ha saldado con la detención de estas cinco personas- cuatro residentes en la provincia de León y una en la de Zamora-, acusadas de numerosas estafas mediante la venta, a través de Internet, de teléfonos móviles de alta gama, obteniendo unos beneficios por estos hechos de 15.000 euros.

 

 

90 ESTAFAS

 

Hasta el momento se han esclarecido un total de 90 estafas cometidas en las provincias de Gijón, Valencia, Badajoz, Barcelona, Coruña, Valladolid, Navarra, Toledo, Murcia, Tarragona, Guipúzcoa y León. Este grupo criminal actuaba de una manera perfectamente estructurada, teniendo cada uno de ellos una función específica dentro del grupo. Uno de ellos, ponía los anuncios de la venta de los teléfonos smartphone en una página de Internet, dos habrían cuentas corrientes en distintas entidades bancarias para que los estafados ingresaran el dinero, otro recibía los giros postales y la otra persona sacaba el dinero.

 

Los compradores ingresaban el dinero en la cuenta corriente o enviaban un giro postal al vendedor, pero a cambio no recibían el teléfono objeto de la venta. La Guardia Civil de León continúa con las investigaciones y no descarta que en las próximas fechas se presenten más denuncias de personas que hayan podido ser engañadas en la compra de terminales.

 

Para la detención de este grupo criminal, se ha contado con la colaboración de los Mossos d'Esquadra, la Ertzaintza, policías locales y del cuerpo nacional de policía, al estar varias de las denuncias presentadas por los defraudados en sus demarcaciones policiales. A uno de los detenidos, le constaban dos requisitorias en vigor de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictadas por los Juzgados de León y Zamora. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de León.