Cinco detenidos de una red gallega que pretendía introducir en España casi 47 kilos de cocaína a través de Lisboa

La Guardia Civil intervino en el domicilio del jefe en Santiago "abundante documentación" relacionada con la investigación


SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas, tres de ellas en A Coruña, y ha imputado a otra, en Pontevedra, pertenecientes a una organización de narcotraficantes que pretendía introducir en España una partida de 46,960 kilos de cocaína que habían llegado en dos maletas al aeropuerto de Lisboa, procedente de Caracas (Venezuela).

Según ha informado el Instituto Armado, las investigaciones de la denominada 'Operación Global' se iniciaron a mediados del pasado año cuando especialistas de la Guardia Civil en la lucha contra el crimen organizado tuvieron conocimiento que varias personas residentes en la provincia de A Coruña y dirigidas por un sexagenario se encontraban estudiando distintas vías para introducir en España diferentes partidas de cocaína.

La organización finalmente optó por recibir la droga en dos maletas que llegarían al aeropuerto de Lisboa en un vuelo procedente de Venezuela, lugar donde serían retiradas por los integrantes de la red gallega que las trasladaría a España.

Para asegurar el desarrollo de la operación, los agentes establecieron un amplio dispositivo de control y vigilancia sobre los miembros de la red, comprobándose cómo efectuaban constantes desplazamientos a Portugal, entre otros motivos, para estudiar la ruta por donde se desplazarían a España una vez que estuviera en su poder la droga, según relatan las mismas fuentes.

En el operativo, establecido conjuntamente con la Policía Judiciaria de Portugal, a mediados de noviembre se observó cómo el jefe de la red y su lugarteniente se desplazaban al aeropuerto de Lisboa, momento en que se procedió a la detención de este último, cuando procedía a hacerse cargo de las dos maletas que habían llegado, las cuales portaban 46,960 kilos de cocaína.

Al tener conocimiento el jefe de la red de la detención de uno de sus hombres, emprendió el regreso a España, siendo interceptado y detenido cuando circulaba por la autopista AP-9 a la altura de Santiago de Compostela.

COLABORADORES

Posteriormente, los agentes procedieron a detener en la provincia de A Coruña a otras tres personas y a la imputación de otra en Pontevedra, todos ellos colaboradores en la financiación del estupefaciente y su posterior distribución.

En un registro realizado en Santiago de Compostela en el domicilio del jefe de la red, la Guardia Civil intervino "abundante documentación", según destaca la Benemérita, relacionada con los hechos investigados.

Las investigaciones han sido llevadas a cabo por agentes del Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO-Galicia) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, que han contado con la colaboración y apoyo de la Policía Judiciaria Portuguesa.