Cillán avanza en su proceso de concentración parcelaria

La construcción de una Balsa de Usos Varios es la única cuestión que queda pendiente en el proceso de concentración parcelaria del municipio de Cillán, tras la reunión mantenida este martes entre el Ayuntamiento del municipio y el Director General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de la Junta.

El Ayuntamiento de Cillán se reunió este martes en Valladolid con el Director General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Jorge Llorente, con el objetivo de exponer las necesidades pendientes para cerrar la concentración parcelaria que se está realizando en el municipio. Dicha concentración lleva 30 años solicitada y 10 años ejecutándose.

 

Resueltas las alegaciones al proyecto de nuevas parcelas realizado por el ayuntamiento, la cuestión que queda pendiente es la inclusión de una Balsa de Usos Varios que desde el pueblo se entiende básica para promover el desarrollo local: abastecimiento ganadero y mejora de pastos, ordenación del territorio y puesta en riego de una zona de huertas destinada a la producción ecológica de calidad para el autoconsumo y venta de proximidad, además de satisfacer las demandas de uso urbano.

 

Desde el Ayuntamiento se manifestó el abandono institucional al que están sometidos, en materia de infraestructuras rurales, todos los municipios de montaña y de zonas desfavorecidas, cuyas necesidades nada tienen que ver con la agricultura industrial y sí con la diversidad, la conservación del territorio, la multiactividad y la defensa de los sistemas tradicionales de gestión del territorio.

 

Desde este enfoque, se informó dónde entiende el Ayuntamiento que debe hacerse la construcción de la citada balsa y el resto de iniciativas surgidas desde el municipio, "que en muchas ocasiones no han sido entendidas ni atendidas por la Junta de Castilla y León". Asimismo se pidió, después de la experiencia tenida, la absoluta necesidad de coordinación de los distintos servicios que trabajan en estas zonas (Agricultura, Medio Ambiente,..) para que las inversiones en desarrollo sean efectivas.

 

A la demanda concreta realizada por el Ayuntamiento, el Director General manifestó la comprensión de las necesidades y la voluntad de dar la solución antes del próximo mes de febrero de 2016.

 

Se reconoció la no aplicación de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural en la norma destinada a promover acciones de desarrollo de estas zonas, las dificultades para la coordinación de servicios y, a la sugerencia realizada, los problemas para la utilización para esta obra del remanente de 73 millones pendientes de gasto del PDR 2007-2009.

 

Por parte del Ayuntamiento se agradeció expresamente esta entrevista, ya que, después de muchos intentos en este largo proceso, era la primera vez que disponía de esta oportunidad, y quedó emplazado al calendario previsto.

 

A la reunión también asistió el Jefe de Servicio de Agricultura en Ávila, Francisco Gil, quien manifestó su alegría por que finalmente la opinión del jefe de la oficina del ITACYL en Ávila y del Ayuntamiento, en el caso de la construcción de la balsa, sean coincidentes. Igualmente asistió el Jefe de Servicio de Infraestructuras Agrarias y no asistió, disculpando su ausencia, el subdirector de infraestructura del ITACYL, Rafael Sáez.