Cifuentes mantiene que "nunca" impidió a los agentes usar medios antidisturbios y niega que se les esté investigando

Cristina Cifuentes,
La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado hoy que ha mantenido y mantiene que "nunca, ni una sola vez, ni el día 22 de marzo ni ningún otro, ha dado la orden, jamás, de que los policías utilizaran todos los medios antidisturbios que estuvieran en su alcance para defenderse".

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)



En una entrevista esta mañana en Esradio recogida por Europa Press, ha respondido así a las declaraciones del director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, que poco antes en Onda Cero ha afirmado que "la orden que reciben siempre las UIP, en ese caso siempre bajo la autoridad de la delegada del Gobierno, que es la que corresponde dirigir este tipo de operativos, es una orden de máxima contención durante el desarrollo de la manifestación".

Siguiendo con el operativo policial de la manifestación de las Marchas de la Dignidad del pasado sábado, que acabó con 21 detenidos y 101 heridos --67 policías nacionales--, Cifuentes se ha alegrado de la apertura de una investigación interna para verificar si se produjeron fallos, si es así corregirlos y "ver qué razón hubo un grupo de policías aislados que casi les matan".

"Ayer mismo tuvo otra reunión con los representantes de los sindicatos y se va a llegar hasta el final porque es necesaria. En la vida si se cometen errores tiene que haber responsabilidades y se deben corregir y modificar los protocolos para que esto no vuelva a ocurrir", ha dicho.

"Espero y deseo que en el operativo policial esa investigación interna llegue a algo y nos sirva, no para tomar represalias, sino para mejorar y evitar policías en situación de indefensión", ha proseguido Cifuentes.

A juicio de la delegada del Gobierno en Madrid, en el 22M se observó que la forma de actuación de los radicales "están cambiando porque están haciendo una guerra de guerrilas y hay que adaptar la situación a lo que se nos viene".

No obstante, ha negado que se esté investigando a los policías que actuaron el 22M. "Leí y me escandalizó en Internet hace un par de días que algún representante (sindical) decía que se había abierto expediente a alguno de los policías que habían actuado y llamé a la secretaría de Estado y la Dirección General porque me parece imposible y me lo negaron".

SU "SOLEDAD" HACE AÑO Y MEDIO

Respecto a la controversia generada en torno a la propuesta de Ayuntamiento y Comunidad para limitar el lugar donde se realizan manifestaciones, Cifuentes ha dicho que está "bastante más de acuerdo de lo que parece" con las dos administraciones porque hace año y medio ella planteó "modular" el derecho de manifestación.

"En ese momento sentí lo que es la soledad porque no salió nadie apoyar lo que decía y allí se quedó todo el mundo callado", se ha quejado la representante del Gobierno central en Madrid.

Además, ha relatado que trasladó su propuesta pero se le explicó que la prioridad era la Ley de Seguridad Ciudadana. "En ese momento tuve claro que hacer una modificación legislativa excedía mi ámbito de competencia, con los instrumentos que tengo. Porque la Ley dice lo que dice y a partir de ahí intento minimizar esos daños y el impacto que tiene tal número de manifestaciones", ha explicado.

Cristina Cifuentes también ha aclarado que en "casos excepcionales" puede haber "pequeñas modificaciones" siempre y cuando estén justificadas en que puedan crear problemas de orden público, tal y como marca la Ley, bajo informes "exhaustivos" o con jurisprudencia sólida, como la modificación de concentraciones a las puertas del Congreso o de la Asamblea de Madrid los días de Pleno.

"Me sorprende que la Comunidad y el Ayuntamiento piensen que si pudiera regular y modular de una manera razonable las manifestaciones por demanda de los ciudadanos no lo haría. Si no lo hago es porque no se puede y es imposible hacerlo", ha apostillado.

Respecto a la batalla política generada por este asunto, la delegada ha indicado que "no va a perder un momento en disputas internas". "Me parece muy bien que la gente tenga ambiciones políticas o miedo a perder su puesto. Pero yo estoy aquí por vocación de servicio público, tengo mi pan asegurado porque soy funcionaria de la universidad, y no tengo ambición política. Yo trabajo para el bien de los ciudadanos, que es lo único que me motiva. Y otras cosas entran en el terreno de las luchas políticas, que yo no he estado hasta ahora, y no lo voy a hacer", ha dicho.

"Yo me voy a dedicar a trabajar, que es lo único que hecho y voy a hacer y no me voy a dejar influir por interferencias de unos y de otros. Yo no voy a perder el tiempo en otro tipo de cuestión. Tengo que trabajar para preservar la seguridad y para que las cosas funcionen lo mejor posible. Estoy encantada de transmitir cualquier propuesta, pero negro sobre blanco, y si se lleva a cabo nadie más interesado que este Gobierno en que esto funcione bien", ha concluido la delegada del Gobierno.