Cientos de personas despiden en Gijón a las víctimas del incendio de Tordómar

Funeral en Gijón por los fallecidos en el incendio de Tordómar (Burgos)

Cientos de personas han asistido este miércoles de San Lorenzo, en Gijón, al funeral por las víctimas del incendio en el que perdieron la vida seis miembros de una misma familia, en Tordómar el pasado fin de semana. 

La iglesia se quedó pequeña para albergar a todos los asistentes, por lo que gran parte de ellos tuvieron que esperar en la calle a que finalizase el sepelio, al que asistieron autoridades regionales y municipales, así como familiares y amigos de los fallecidos.

El obispo auxiliar de Oviedo, Juan Antonio Menéndez, fue el encargado de oficiar el funeral, que no era de cuerpo presente, pues las cenizas de las víctimas de esta tragedia ya descansan en la Ermita de Deva.

Menéndez ha destacado durante la homilía la "inesperada muerte" de estas seis personas, que ha dejado un intenso dolor entre sus familiares y amigos, a quienes hay que consolar y dar esperanza "porque la vida sigue".

"Venimos simplemente a acompañar, pensando en los que ya no están y en los que se quedaron", ha señalado la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, a su entrada al templo, añadiendo que "hoy más que nunca" representaban "a todos los gijoneses".

En la misma línea se han manifestado el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, quien ha asegurado que estaba allí "para acompañar a la familia", y el delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, quien ha expresado que se trata de una "tragedia" que será "muy difícil de superar" y que espera que lo consigan.