Cientos de motoristas llenan las calles de Valladolid para exigir más medidas de seguridad

La Plaza Mayor de Valladolid ha acogido la lectura de un manifiesto que pedía a las administraciones mayor implicación a la hora de instalar protección en los guardarrailes. 

Las calles de Valladolid han rugido al sonido de los motores de cientos de motos que han participado en una concentración para movilizarse en contra de los guardarrailes. La cita era a nivel nacional y la Plaza Mayor ha sido el punto intermedio de un recorrido que partió pasadas las doce del medio día del aparcamiento de la Feria de Muestras y transcurrió por diversas calles del casco urbano del centro de la ciudad.

 

La iniciativa surge de una plataforma de motoristas para reclamar a las administraciones que instalen sistemas de protección en los guardarraíles "siempre", ya que estos sistemas causan graves lesiones o la muerte en caso de accidente y colisión contra ellos.

 

 

El colectivo considera que la Administración condena los derechos de los motoristas a "la vida", a la "seguridad" y a la "libertad", al instalar guardarraíles sin protección para los motoristas.

 

Por ello, reclaman que se instalen sistemas de protección en todas las barreras metálicas, al considerar una discriminación, debido a que no hay igualdad de derechos entre los diferentes usuarios de la vía.

 

Además, reclaman, entre otras cosas, que el Defensor del Pueblo intervenga, que las fiscalías de Seguridad Vial persigan "homicidios por imprudencia" cuando los motoristas fallezcan como consecuencia de las heridas causadas por estos sistemas o que la Dirección General de Tráfico "deje de disfrazar la inseguridad vial culpabilizando a los ciudadanos de forma sistemática".