Cientos de abulenses escoltan a San Segundo hasta su ermita en el día grande de las Fiestas Patronales

Ver album

La talla del patrón de la ciudad de Ávila, San Segundo, ha regresado este viernes a su ermita portada por sus cofrades tras la misa oficiada en la Catedral por el obispo de Ávila, Jesús García Burillo

La tradición se repite. La ciudad de Ávila se ha echado este viernes 2 de mayo a la calle para acompañar a su patrón en su regreso a la ermita tras la Misa Mayor oficiada por el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, en la Catedral.

 

Poco después de las 12 del mediodía la imagen de San Segundo abandonaba la seo abulense, a donde había llegado en la tarde del jueves, acompañada por las distintas cofradías parroquiales y una nutrida representación de la Corporación Municipal. Animaban la comitiva los bailes del grupo folklórico Urdimbre, clasicos ya en esta procesión, asi como la Banda de Música de Ávila y la formación de dulzaina y tamboril 'Jóvenes Dulzaineros'.

 

La procesión ha salido por el Arco de la Catedral para bajar por la calle San Segundo hasta la Plaza de Santa Teresa y entrar de nuevo en el recinto amurallado. Allí ha recorrido las calles de Don Gerónimo, Alemania, y Tomás Luis de Victoria para llegar a la Plaza del Mercado Chico y bajar la calle Vallespín hasta llegar al Arco del Puente antes de alcanzar su destino en la Ermita de San Segundo.

 

Centenares de fieles abulenses han acompañado a la imagen del que fuera primer obispo de Ávila hasta su ermita, donde como cada 2 de mayo se han formado largas colas para cumplir con la tradición según la cual hay que introducir un pañuelo bajo su sepulcro y pedir tres deseos.