Ciento setenta toneladas de alimentos serán repartidas a más de 6.000 abulenses

La subdelegada Mª Ángeles Ortega junto con los miembros de la comisión.

La Comisión de Distribución de Alimentos ha aprobado el reparto de 170 toneladas para la segunda fase del año, 56 más que el pasado, de las que se beneficiarán 6.068 personas.

 Los componentes de la Comisión Provincial de Distribución de Alimentos, tras conocer los datos referidos a esta segunda fase de la distribución y las incidencias propias de la campaña, han aprobado el reparto de 170 toneladas en Ávila (56 más que en la anterior).


Dicha Comisión está presidida por el representante del Ministerio de Agricultura en la Subdelegación del Gobierno, y también son miembros los delegados de distintas entidades con amplia representación de los servicios sociales, que contribuyen a la distribución de los alimentos. Todos ellos forman parte de la cadena de actuaciones del Magrama  (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) para organizar una ayuda a personas en situación de dependencia económica o social  en la provincia.


La operación de reparto, en esta segunda fase, se efectúa a través de 55 entidades (ayuntamientos y parroquias), todas ellas asociadas al Banco de Alimentos o a la Cruz Roja. La ayuda que próximamente comenzará a distribuirse llegará a 6.068 personas. Para este fin, el Magrama ha destinado a Ávila alimentos por valor de 171.600 euros para la compra de productos que después han sido repartidos de forma equivalente entre ambas organizaciones. La primera de ellas tiene un inventario de 29 entidades colaboradoras (ayuntamientos, parroquias y otras), mientras que la segunda se hace cargo de 26 de similares características. En la presente ocasión, tanto el Banco de Alimentos como Cruz Roja han recibido cada uno productos valorados en algo más de 85.000 euros.

 


Al inicio de cada fase, la Comisión se reúne en la Subdelegación del Gobierno para informar de los alimentos, entidades y beneficiarios que va a recibirlos, ya que los miembros que la componen tiene como uno de sus objetivos analizar y evaluar la ejecución del Plan de Ayuda de Alimentos en la provincia y promover las iniciativas que se consideren  necesarias para mejorar el mecanismo de la distribución.   


La Comisión también ha tratado el requisito de evitar duplicidades de beneficiarios entre las organizaciones asociadas al reparto y de tener actualizada la lista de solicitudes para ajustar las cantidades de alimentos que serán asignadas.


El Plan de Ayuda de Alimentos está cofinanciado en un 85% por la Unión Europea y, en un 15%, por el presupuesto del Gobierno español. Tiene tres fases, de las cuales la primera finalizó en julio, encontrándose actualmente en la segunda.