Científicos descubren una molécula que cumple una doble función para detener los ataques de asma

(Esta noticia está embargada hasta las 20.00 horas)


MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Científicos del Hospital Brigham y de la Mujer en Boston (BWH, en sus siglas en inglés), Massachusetts (Estados Unidos), están al borde de promocionar el siguiente tratamiento para el asma, al descubrir dos nuevos objetivos farmacológicos en la vía de respuesta inflamatoria responsable de los ataques de asma, según su estudio, publicado este miércoles en 'Science Translational Medicine'.

Estos investigadores estudiaron los pulmones y la sangre de 22 personas con asma leve y grave y vieron que las células inmunes llamadas células asesinas naturales y células linfoides innatas de tipo 2 jugaban un papel importante en la inflamación de las vías respiratorias de los participantes con asma grave.

Las células asesinas naturales disminuyen inflamación de las vías mediante el fomento de la muerte celular programada en las células inmunitarias, los eosinófilos, mientras que las células linfoides innatas el tipo 2 promueven la inflamación de las vías de señalización celular mediante la secreción de unas moléculas llamadas interleucina-13.

Ambos mecanismos fueron controlados por la molécula lipoxina A4, que es responsable de resolver la inflamación, al actuar en pro de la resolución y en forma de antiinflamatorio. Los investigadores observaron que la lipoxina A4 alentó a las células asesinas naturales a disminuir la inflamación, facilitando la muerte celular de los eosinófilos, además de desalentar a las células linfoides innatas tipo 2 de promover la inflamación bloqueando la secreción de interleucina-13.

"La detención de inflamación de las vías es similar a la extinción de un incendio forestal --explicó Bruce Levy, de la División de Medicina Pulmonar y Cuidados Críticos del Departamento de Medicina Interna de BWH, autor principal del estudio--. Los bomberos combaten los incendios forestales de dos formas: apagando el fuego con agua y limpiando la maleza seca que podría alimentar el fuego". Así actúa la lipoxina A4: lucha contra la inflamación de las vías y limpia las células que hacen de combustible para la inflamación.

En estudios anteriores, Levy y su equipo descubrieron que la producción lipoxina A4 era defectuosa en los pacientes con asma grave, por lo que ahora, con sus nuevos hallazgos, esta observación proporciona a los investigadores y fabricantes de fármacos una nueva dirección para potenciar la lipoxina A4 en el diseño de la próxima generación de terapias para asmáticos graves.

"La mayoría de los pacientes con asma grave tienen inflamación crónica que nunca se resuelve, lo que puede conducir a síntomas diarios. Nuestro estudio proporciona nueva información sobre dianas celulares que regulan la inflamación y permitirá el desarrollo de terapias basadas en lipoxina para disminuir la inflamación crónica en el asma y otras enfermedades", concluye Levy.