Chocolates Elgorriaga adjudicada a la vasca Urbasa Global

Por 3.2 millones de euros

El Juzgado de lo Mercantil de Ávila ha adjudicado la fåbrica y las marcas de Chocolates Elgorriaga, empresa del conglomerado de Nueva Rumasa, a la empresa vasca Urbasa Global Brands por un importe total de 3,2 millones de euros.

En la providencia, la juez da un plazo mĂĄximo de tres meses para realizar el pago y formalizar el otorgamiento de la escritura de transmisiĂłn, segĂşn informĂł el despacho Dictum Abogados.

La administración concursal, integrada por el economista y socio de Dictum Abogados Aurelio Gurrea, el abogado Miguel Ángel Martín y por JosÊ Rafael Sånchez como representante de los acreedores, propuso la venta de la unidad productiva de la empresa para salvaguardar los puestos de trabajo de la fåbrica de chocolates.

Tras las negociaciones con distintos inversores interesados en la empresa, la compaùía vasca presentó la oferta "mås adecuada", al cumplir todos los requisitos legales para su adjudicación y garantizar inversiones que permitan que la fåbrica continúe en funcionamiento, "tal y como ha venido haciendo durante los últimos meses", a pesar de estar inmersa en un concurso de acreedores.

SegĂşn el despacho de abogados, los administradores concursales han puesto "especial empeĂąo" en mantener la actividad de la planta para que ĂŠsta no se devaluara y no se mermaran las posibilidades de venta de la unidad productiva.

Por este motivo, la administraciĂłn concursal valora como un ĂŠxito esta adjudicaciĂłn de la unidad productiva, que permite mantener los 69 puestos de trabajo de la fĂĄbrica.

La providencia seĂąala que, en caso de incumplimiento de los tĂŠrminos de la operaciĂłn, se producirĂĄ automĂĄticamente la resoluciĂłn de la transmisiĂłn, quedando todas las cantidades entregadas en beneficio y a disposiciĂłn de la concursada.

El concurso de acreedores de Chocolates Elgorriaga se encuentra en la fase de liquidaciĂłn. La administraciĂłn concursal ha presentado una demanda de calificaciĂłn del concurso como culpable, en la que solicita un embargo por valor de 64 millones de euros a JosĂŠ MarĂ­a Ruiz-Mateos, sus seis hijos varones y los dos administradores de la empresa.

En la demanda, los administradores concursales proponen embargar los derechos de cobro que pudiera tener la familia Ruiz-Mateos ante una eventual resoluciĂłn a su favor en los litigios abiertos por la expropiaciĂłn de la antigua Rumasa, segĂşn informaron fuentes jurĂ­dicas.

Con las medidas solicitadas, los administradores concursales buscarían cubrir el dÊficit patrimonial de la compaùía, cifrado en 64 millones de euros.