Chile, una roca en el camino

Chile, la 'roja' de Sudamérica llega con mucha fortaleza

La selección chilena está llamada a ser una de las posibles revelaciones en el Mundial de Brasil de este verano, donde espera hacer valer su rocosidad y una buena pléyade de futbolistas de cara a llegar lo más lejos posibles.

 

FICHA TÉCNICA

 

Participaciones en Mundiales: Nueve (1930, 1950, 1962, 1966, 1974, 1982, 1998, 2010 y 2014).

 

Títulos: Ninguno.

 

Mejor resultado: Tercera (1962).

 

Palmarés: Subcampeona de la Copa América (1955, 1956, 1979, 1987).

 

Cómo se clasificó: Tercera del grupo sudamericano.

 

Calendario primera fase:    

14/06 00.00 Cuiabá          Australia - Chile.

18/06 21.00 Río de Janeiro  ESPAÑA - Chile.

23/06 18.00 Sao Paulo       Chile - Holanda.

Vicente del Bosque, seleccionador español, había dejado claro antes del sorteo de la fase de grupos que no quería ver en su grupo al combinado andino, incómodo y correoso como el que más y cuyo rendimiento crecerá seguramente al amparo de jugar en Sudamérica y sus condiciones. Pero el deseo del salmantino no se cumplió y la otra 'Roja' volverá a cruzarse en el camino inicial de España, algo que tampoco se vio con agrado en los chilenos, que también tendrán a otro rival potente como Holanda, la otra finalista en Sudáfrica.

 

Chile ya dejó claro en aquella emblemática cita que era un rival de talla competitiva, aunque entonces se quedó en los octavos de final, arrollada por la solidez de Brasil, más habituada a lidiar con este tipo de equipos. Fue entonces su octava participación en una Copa del Mundo, torneo donde su mayor éxito fue en 1962 cuando, ejerciendo de anfitrión, finalizó en un óptimo tercer puesto.

 

Cuatro años después repitió presencia en Inglaterra 66, pero lejos de 'casa' no ganó ningún partido y se fue a las primeras de cambio. Desde entonces sus apariciones fueron esporádicas y en Sudáfrica puso fin a 12 años de ausencia, logrando encadenar dos presencias consecutivas en un Mundial con su clasificación para este verano.

 

Instalado entre los cuatro mejores de Sudamérica junto a las históricas y campeonas del mundo Brasil, Argentina y Uruguay, el camino de Chile hacia el Mundial no comenzó del modo esperado. El 'Loco' Bielsa había dejado una gran base de trabajo que no pudo sacarle provecho su relevo, su compatriota Claudio Borghi, que no fue capaz de mantener de inicio esta herencia.

 

Así, su inicio fue caótico y el equipo que tan buenas sensaciones había dejado en Sudáfrica, fue eliminado en los cuartos de final de la Copa América 2011 por Venezuela. Meses después, los peores presagios se confirmarían y la 'Roja' sumó cinco derrotas en las Eliminatorias Sudamericanas que hacían peligrar su presencia mundialista pese a contar con un bloque de calidad.

 

Entonces surgió la figura de otro técnico, Jorge Sampaoli, que recuperó la identidad del combinado andino que volvió a ser el de antaño y acabó remontando posiciones para clasificarse como tercero del grupo de la Conmebol por detrás de la Argentina de Leo Messi y la Colombia de Radamel Falcao.

 

Y es que con su nuevo técnico Chile ha vuelto a tener fe en hacer un gran Mundial. Con su agresivo estilo, con gran despliegue y una fuerte e incómoda presión arriba y el nivel de algunos de sus jugadores, como el pujante Arturo Vidal o el irregular pero buen goleador Alexis Sánchez, puede ser una auténtica piedra en el camino para españoles y holandeses.

 

Además, su victoria en Wembley ante Inglaterra, con dos tantos del extremo azulgrana, o las dificultades planteadas en sendos amistosos a España y Alemania no han hecho más que reafirmar su fe en volver a estar con las mejores, ayudada en Brasil por estrenarse ante la teórica más débil del grupo, Australia. Si suma los tres puntos, afrontará más 'relajada' el choque contra España, sabedora además del enfrentamiento entre sus dos principales rivales.

 

PENDIENTE DE VIDAL Y CON ALEXIS 'ENCHUFADO'

 

Para ello Chile contará con un buen bloque de jugadores, donde sobresalen conocidos de la Liga BBVA española como Claudio Bravo, portero de la Real Sociedad capaz de lo mejor y, en ocasiones, de lo peor, el mediocentro Gary Medel, apodado el 'Pitbull' y que ya demostró en el Sevilla sus cualidades en la presión aunque le puede perder su mala cabeza, el delantero Eduardo Vargas, del Valencia, o el mencionado Alexis Sánchez, o el talento de Jorge Valdivia.

 

Su figura indiscutible en la actualidad es Arturo Vidal, pero el jugador de la Juventus pasó por el quirófano a principios del mes de mayo por un problema de rodilla y es una incógnita lo que podrá aportar, aunque ya tuvo minutos en un amistoso ante Irlanda del Norte.

 

El centrocampista de la Juventus, en plena madurez deportiva, lleva rayando a gran nivel en la 'Vecchia Signora' donde en su tercera temporada ha ido confirmando el crecimiento que se le auguraba a un jugador total en su posición, capaz de presionar, de crear y de tener muy buena llegada desde la segunda línea. Con Antonio Conte, ha sido el tercer máximo goleador del equipo tras Tévez y Llorente, y para Sampaoli es indiscutible si está al cien por cien.

 

Sin embargo, si no es así, el técnico argentino tiene la fortuna de contar con Alexis Sánchez. El delantero azulgrana cambia totalmente su imagen cuando en enfunda 'La Roja', con la que da siempre muy buena medida y es clave en el entramado ofensivo.

 

El 'Niño maravilla' no ha acabado de explotar en el FC Barcelona, donde también ha sido víctima de la enorme competitividad en la parte atacante, pero con su selección nacional ofrece las cualidades que hicieron que el equipo catalán se fijase en él.

 

Veloz en el desborde y con gol, como ha demostrado este año en la Liga BBVA donde pese a todo ha anotado 19 goles, proclamándose el cuarto mejor artillero del campeonato y sólo superado por Cristiano, Messi y Diego Costa. Aquejado también de problemas físicos antes del Mundial, los cinco goles de Chile en sus amistosos ante Egipto e Irlanda del Norte le han tenido como protagonista.

 

SAMPAOLI, EL APRENDIZ DEL 'LOCO'

 

Un buen grupo que mezcla calidad y solidez dirigidos por un seleccionador de corte argentino una vez más como es Jorge Sampaoli, un técnico joven y que ha sabido mantener con acierto todo el trabajo que aportó Marcelo Bielsa, al que idolatra desde que coincidieran en Rosario Central.

 

Así, no es de extrañar que al seleccionador de Chile, fiel devoto de un agresivo 4-3-3, le acompaña el mismo aura de excentricidad que rodeaba al que fuera técnico del Athletic Club de Bilbao, tanto en la personalidad como en la forma de trabajar, aunque en esto segundo ha seguido por el mismo camino brillante de su 'maestro', al que llegó a grabar sus charlas.

 

Después de que una grave lesión le hiciera dejar la práctica del fútbol muy joven, Sampaoli no perdió el tiempo y puso su dedicación en seguir ligado al fútbol desde los banquillos, donde siempre ha mostrado un reconocible carácter apasionado que transmite a sus equipos, capaz de dirigirlos subido a un árbol como le sucedió en sus modestos inicios.

 

A Chile llegó en 2007 para dirigir a O'Higgins y en 2010 tomó las riendas del Universidad Católica, en lugar curiosamente de Diego Pablo Simeone. Su rendimiento en la 'U', con la que conquistó la Copa Sudamericana de 2011, atrajo entonces las miradas de la Federación Chilena que confió en otro 'bielsista' para enderezar su timorato rumbo hacia Brasil.