Chernóbil: 30 años de una tragedia detenida en el tiempo

Hoy hace 30 años de la doble explosión que causó la mayor tragedia nuclear de la historia. Así quedó la zona que la Unión Soviética declaró como no habitable.

El 26 de abril de 1986, hace ahora 30 años, un experimento en el reactor 4 de la central nuclear de Chernóbil (Ucrania) falló estrepitosamente, desencadenando dos explosiones que enviaron una nube de lluvia altamente radiactiva a la atmósfera y obligaron a desalojar a miles de personas en los siguientes días.

 

Cerca de la central, la ciudad de Pripiat, construida por el Gobierno soviético para los trabajadores de Chernóbil a sólo tres kilómetros de la central, era una urbe 'modelo', con "todos los lujos de una ciudad moderna: estación de tren, puerto, hospital y un recinto ferial", según recuerda 'chernobylwe.com', una de las empresas que treinta años después organiza visitas turísticas a la zona de exclusión.

 

El accidente de la planta nuclear hizo que el nivel de radiación superase los niveles naturales en mil veces en la zona. La tarde del 27 de abril, las cerca de 40.000 personas que vivían en la ciudad -con una media de edad de 25 años- fueron evacuadas de sus hogares. 

 

Se les permitió coger sólo las cosas imprescindibles, con la vaga promesa de regresar en tres días, aunque nunca volvieron. Hoy, la ciudad permanece abandonada, congelada en ese momento del tiempo, sólo alterada por el deambular de la fauna salvaje que ha reconquistado sus calles y los grupos de turistas que se aventuran a pisar la zona de exclusión.