CHD, Junta y Gobierno informarán en caso de crecidas en los ríos por los desembalses

Embalse vertiendo agua este invierno.

Las tres instituciones firman un nuevo protocolo de aviso a la población que incluye no solo las avenidas de los ríos por precipitaciones, sino las que se producen también cuando las presas sueltan agua para no superar los niveles de resguardo.

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), la Delegación del Gobierno y la Junta de Castilla y León han renovado un protocolo de comunicación de alertas hidrólogicas para favorecer la comunicación en caso de avenidas y que incluye información sobre la situación de los embalses a través de 112 y de informes puntuales vía mail y fax.

 

El presidente de la CHD, José Valín; el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, y el consejero de Fomento, Antonio Silván, ha rubricado este lunes la renovación de este protocolo que data de 2003 y que tiene como objetivo principal "adecuar y mejorar" el procedimiento de comunicación de alertas existente y transmitir la información hidrológica de forma "más ágil y rápida" para prevenir los efectos ante el riesgo de inundaciones.

 

En concreto, la principal novedad de este protocolo es informar no sólo de las avenidas sino de las situaciones que se pueden provocar con el desembalse en momentos puntuales, algo que hasta ahora no se comunicaba. Así, se establece que la comunicación se transmita en primer lugar al 112 y luego se enviarán tres partes diarios a través de mail o fax a la Agencia de Protección Civil, a la Delegación del Gobierno de Castilla y León, a la UME y a la Comandancia de la Guardia Civil.

 

La regulación de los caudales de los ríos a partir del desembalse ha generado algunas de las inundaciones registradas en el último episodio de crecidas de principios de abril. Así ha ocurrido cuando ha habido que desembalsar agua para no superar los niveles de resguardo en algunos pantanos de la cuenca del Duero, que se encontraban por encima del 80% de su capacidad.

 

La comunicación de las alertas hidrológicas en episodios de avenidas establecía la obligación de la CHD de comunicar la información de los ríos que entraban en situación de alerta hidrológica. Tras la aprobación de los Planes Especiales de Protección Civil ante el Riesgo de inundaciones por la Junta de Castilla y León (INUNCYL) y por la Xunta de Galicia (PEPCRIX), en sus respectivos territorios, se ha considerado conveniente la modificación y mejora del procedimiento de comunicación de alertas, con la finalidad de adaptarse a dichos Planes y de ofrecer una información hidrológica más completa, que se transmita de forma más ágil y rápida a sus destinatarios, principalmente a los Servicios de  Protección Civil.

 

Así, como ha destacado Ramiro Ruiz Medrano este protocolo es "la mejor manera" de demostrar la colaboración entre administraciones, al tiempo que ha destacado que esta coordinación facilitará establecer el nivel de alarma correspondiente.

 

Por su parte, José Valín ha insistido en que el protocolo "mejora" el ya existente, mientras que Antonio Silván ha aseverado que se mejora la adopción de las medidas oportunas en caso de avenidas a través del acuerdo entre las tres administraciones. "Trabajamos para mejorar y para que los ciudadanos se sientan más protegidos y más seguros", ha aseverado.