Chacón regresa con tres heridos y el cuerpo del soldado fallecido

Promesa. Nada más aterrizar, la ministra visitó el hospital Role 2, donde fueron ingresados los militares españoles, que habían sido trasladados en helicóptero desde el lugar en el que ocurrió la explosión
Europa Press

La ministra de Defensa, Carme Chacón, llegó en la mañana de ayer a la base de Apoyo Avanzado de Herat (FSB) para conocer de primera mano los detalles del ataque que acabó con la vida del soldado John Felipe Romero Meneses e hirió a otros seis militares españoles. Nada más aterrizar, la ministra visitó el hospital Role 2, donde fueron ingresados los heridos, que habían sido trasladados en helicóptero desde el lugar en que ocurrió la explosión en las cercanías de Sang Atesh, en la provincia afgana de Badghis.

Tres de los heridos viajaron ayer a España con Chacón. Se trata del teniente Jordi Francesc Rubio Carceller y los soldados Josué Alcalá Silvera y Daniel Ospina Quintana. El teniente Rubio y el soldado Ospina evolucionan favorablemente de sus heridas dentro de la gravedad. Sus vidas no corren peligro. El soldado Alcalá resultó herido leve. Los tres serán ingresados en un centro hospitalario de Barcelona.

Otros tres militares que también viajaban en el blindado atacado y que sufrieron heridas leves han decidido voluntariamente permanecer en Afganistán junto con sus compañeros, informa el Ministerio de Defensa. La ministra, acompañada del Jefe del Alto Estado Mayor (Jemad), José Julio Rodríguez, y el Jefe del Alto Estado Mayor del Ejército (JEME), José Fulgencio Coll, asistió a un responso por el fallecido, oficiado por el capellán. Al soldado Romero Meneses, que se le concedió la Cruz al mérito militar con distintivo rojo, se le impuso la medalla OTAN para operaciones fuera del artículo 5, a título póstumo.

Posteriormente, la titular de Defensa se dirigió a los militares españoles destacados en Herat para agradecerles en nombre de la sociedad española sus esfuerzos por conseguir “que el mundo sea un lugar más seguro, un lugar más habitable para nuestros hijos”.

Chacón subrayó el “valor y la entrega” de los más de 3.000 militares que España tiene desplegados en cuatro continentes.
“A pesar del profundo dolor que todos sentimos hoy, es importante que recordemos que nuestra presencia aquí es necesaria, como lo es la de los 80.000 soldados de 43 países que nos acompañan. Tenemos que proseguir nuestra misión hasta que Afganistán sea un país capaz de valerse por sí mismo y ya no represente una amenaza para el resto”.