Cerrada la AV-501 en Navalperal de Pinares a causa de la Nieve

Foto: Europa Press

Asimismo se hace obligatorio el uso de cadenas en la la AV-500 en Urraca-Miguel, la AV-941 entre San Martín del Pimpollar y Zapardiel de la Ribera, la AV-932 en Piedrahíta, la AV-913 en San Esteban del Valle, la AV-502 en Navalaperal de Pinares y la CL-505 entre La Cañada y Navalperal de Pinares, todas en Ávila.

Nueve puertos de montaña y cuatro carreteras de Castilla y León permanecen cerradas por condiciones meteorológicas adversas y las cadenas, además de la precaución, son necesarias para transitar por otros seis altos y por 18 vías, según la información difundida por la Dirección General de Tráfico.

 

En concreto, permanecen cerrados los puertos de Cotos y Navacerrada, en la SG-615 y la CL-601 en Valsaín (Segovia), así como Estacas de Trueba y Lunada en la BU-570 y la BU-572 en Río Trueba y Río de Lunada (Burgos), y en Balboa, en la LE-723, en Vega de Viejos en la LE-491, en Torrebarrio, en la LE-481, y en Besande, en la LE-233, todos en la provincia de León. A ellos se suma Peña de Francia (salamanca), que permanece cerrado en la SA-203.

 

En el caso de las carreteras, están cerradas la SG-500 en El Espinar (Segovia), la AV-501 en Navalperal de Pinares (Ávila), la SO-160 en Retortillo de Soria y la CM-311 entre Aldeacipreste y Montemayor del Río (Salamanca).

 

En lo que al uso de cadenas se refiere, son necesarias para transitar por algunos tramos de los puertos burgaleses de La Sía, en la BU-572 en Río de la Sía, y Lunada, en la BU-572 en Río de Lunada, así como en los leoneses de Cofiñal, en la LE-333, Foncebadón, en la LE-142, y La Baña, en la LE-126.

 

También son necesarias para circular por algún tramo de la SA-203 en Nava de Francia (Salamanca).

 

Asimismo, son 18 las carreteras afectadas por la climatología en las que hay que circular con cadenas: la SO-615 y la SO-650 en Oncala, la SO-154 y la SO-152 en Barcones; la SO-160 y la SO-135 en Retortillo de Soria, y la CL-101 en Barahona, todas en Soria; la AV-500 en Urraca-Miguel, la AV-941 entre San Martín del Pimpollar y Zapardiel de la Ribera, la AV-932 en Piedrahíta, la AV-913 en San Esteban del Valle, la AV-502 en Navalaperal de Pinares y la CL-505 entre La Cañada y Navalperal de Pinares, todas en Ávila.

 

A ellas se suman las leonesas N-630 en Arbas del Puerto y la CL-635 entre Acebedo y Burón, así como la palentina CL-627 en San Salvador de Cantamuda y las salmantinas CP-004 en La Hoya y CP-003 en Candelario.