Cercados para la protección de las ganaderías más afectadas por los lobos en Ávila

Reunión delconsejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones con las opas y ganaderos de Ávila y Salamanca para tratar el problema del lobo

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, mantuvo en la tarde de ayer una reunión, con las opas y ganaderos de Ávila y Salamanca para tratar el problema del lobo. Entre las propuestas puestas sobre la mesa, la que más ha convencido a los ganaderos ha sido la realización de cercados para la protección de las ganaderías, que impiden la entrada de los lobos.

Se trata de vallados no accesibles al lobo, de una superficie en torno a las cuatro hectáreas, para poder proteger por la noche, al menos a la fracción más vulnerable de las ganaderías de vacuno en mayor riesgo. Se han escogido aquellas explotaciones que han sufrido más ataques en 2015.

 

A su vez, se ha informado de la agilización de los expedientes de indemnización de daños que estaban pendientes. A día de hoy están abonados el 90 % de los expedientes iniciados en 2015 y se espera que en breve plazo de tiempo esté la totalidad.

 

También el consejero se ha comprometido a seguir profundizando en el estudio de un sistema de cuantificación de las indemnizaciones por los daños que se ajuste al máximo posible a la pérdida real que sufre el ganadero, formándose un grupo de trabajo al efecto que permita mejorar en el futuro el mecanismo de seguro que entrará en vigor en mayo.

 

Se ha informado de la resolución del 23 de febrero de 2016, publicada en el Bocyl el 7 de marzo de 2016, por el que se anuncia la licitación de contrato de seguro de responsabilidad de la Administración de la Comunidad de Castilla y León por los daños y perjuicios causados por el lobo, que está también en trámite de publicación del mismo en el Diario Oficial de la UE así como los trámites para el dictado de una orden de regulación de la efectividad de la misma, a fin de que a finales de mayo el sistema esté operativo.

 

Asimismo, el consejero ha informado de las actuaciones llevadas a cabo por las patrullas de seguimiento y control de la especie, que han sido reforzadas en las provincias de Ávila y Salamanca para llevar a cabo los controles de los ejemplares autorizados, que aún faltan por dar frutos en los dos controles ordenados pendientes de ejecución en Salamanca.

 

En este sentido, se les ha trasladado que con fecha de 8 de marzo de 2016 se ha controlado un ejemplar en la comarca de Gredos. También se informó de los nuevos instrumentos incorporados a estas labores y la colaboración de expertos con el personal de la Consejería en el marco de lo previsto en la normativa vigente. Por último se ha convocado otra reunión para finales de mayo.