Cepyme admite que Jesús Terciado cobró por ser presidente a través de sus empresas

Cepyme ha dado a conocer en un comunicado que Jesús Terciado cobra una retribución económica por su dedicación y los gastos y que fue facturada hasta 2012 a través de sus empresas. Y que desde entonces tiene un contrato de alta dirección, a pesar de que los estatutos nada dicen de retribuciones por la presidencia.

La patronal de los pequeños empresarios, Cepyme, ha salido esta mañana a la palestra tras el importante impacto mediático que ha tenido la noticia adelantada este lunes por La Sexta sobre el pago de más de 300.000 euros a dos empresas de Jesús Terciado. En una nota de prensa admite los pagos y que las empresas implicadas son del empresario abulense, y explica que se produjeron hasta 2012, que son en concepto de su dedicación al puesto y que, después, se le han abonado a través de un contrato de alta dirección. Es decir, que admite todos los extremos de la noticia, lo que significa que cobra por su dedicación cuando, según miembros de la asamblea, los estatutos no dicen nada de que el presidente pueda tener un sueldo.

 

En la nota de prensa a la que ha podido acceder este medio, Cepyme, controlada por Terciado desde hace cuatro años, intenta desacreditar en un texto con cinco puntos la información dada por La Sexta y la denuncia planteada por miembros de la asamblea de la patronal de las pymes, y dice desconocer la denuncia, pese a lo cual ofrece su versión. Textualmente, asegura: "En todo caso, sí cabe recordar y es público, que el presidente de CEPYME –al igual que sus predecesores– solo recibe una retribución económica por su dedicación y los gastos que genera la actividad, que en el caso de Jesús Terciado fue facturada hasta 2012 a través de sus empresas, siendo la única cantidad y el único concepto por el que facturaron. A partir de esa fecha, esta Confederación mantiene un contrato de alta dirección con el señor Terciado".

 

De este modo, Cepyme admite los pagos, aunque no precisa cuando comenzaron (la denuncia se refiere a los que se produjeron entre 2011 y 2012) ni cuando terminaron. También viene a reconocer que todas las cantidades, 313.000 euros en total, corresponden a la retribución económica y gastos que se le devengan por su dedicación a la presidencia; no aclara en qué forma, ya que es diferente cobrar un sueldo que hacerlo como compensación de gastos o dietas.

 

Y es que, según han denunciado miembros de la asamblea de Cepyme, los estatutos no establecen en modo alguno que el presidente pueda cobrar por su ejercicio en sí. Para ello, tendría que haberse adoptado un acuerdo al respecto, pero en la última asamblea Terciado y su directiva se negaron a responder sobre si percibe sueldo, en qué concepto, cuándo se decidió y en qué órgano de gobierno de Cepyme se tomó la decisión; los denunciantes temen que se haya hecho sin la necesaria transparencia y utilizando los órganos de gobierno de la patronal de manera inadecuada. Un proceder que utilizó en Cecale, de la que dimitió tras un escándalo por las dietas y el uso de las tarjetas de crédito corporativas, tal y como se refleja en la reciente audioría de cuentas de la patronal de Castilla y León.

 

Para terminar, la nota admite también que, desde 2012 (no precisa fecha concreta), Terciado percibe sus retribuciones como presidente de Cepyme a través de un contrato de alta dirección, del que tampoco se tiene noticia en los órganos de gobierno de la patronal de las pequeñas empresas. Y eso a pesar de que, además, asegura que las retribuciones de los miembros de los órganos de gobierno es pública y están sujetas al tratamiento fiscal correspondiente.

Noticias relacionadas