CEP, SPP y UFP piden a Cosidó un balance anual de heridos en la UIP y que las "injurias no queden impunes"

Calculan que antes de la huelga general ya había un 48% más de antidisturbios heridos que en todo 2011


MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Tres sindicatos policiales, la CEP, el SPP y la UFP han remitido un escrito al director general de la Policía en el que le solicitan que al finalizar el año haga públicos los datos relativos al número de antidisturbios heridos en manifestaciones y que desde su Departamento se intervenga con acciones judiciales contra aquellos que injurien o calumnien el trabajo de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

El escrito remitido a Cosidó está firmado por los líderes de estos tres sindicatos que defienden que esta unidad policial ha sido la "principal víctima en los episodios violentos vividos este año por la inusitada conflictividad social".

Según sus cálculos, los antidisturbios "ya han puesto sobre la mesa 200 heridos, desbordando las cifras de 2011". Sostienen que en octubre de 2012, antes de la huelga general, ya había un 48 por ciento más de heridos en la UIP que en todo el año 2011.

Por este motivo ofrecen a la Dirección General su apoyo en las acciones jurídicas que se deriven de "aquellos casos en los que la libertad de expresión, sobre todo en redes sociales, haya dado paso al insulto y las amenazas, que son delito".

Argumentan esta iniciativa en su deseo de no contribuir con su silencio a la "lapidación pública" de la UIP en la que, a su juicio, está incurriendo el secretario general del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, a quien acusan de llevar a cabo una estrategia de" desprestigio" para lograr la "disolución" de esta unidad.

"Solicitamos a la Dirección General que imparta las instrucciones oportunas para que los recursos jurídicos de ella dependientes adopten las medidas legales necesarias para evitar que la injuria y la calumnia contra el trabajo de la Policía quede impune", sentencian.

El escrito se produce días después de que el SUP denunciase que un mando de la IUP instruyó a los antidisturbios a disparar pelotas de goma directamente contra los ciudadanos en un entrenamiento de esta unidad celebrado en Linares (Jaén).

Desde la Policía negaron tales consignas y explicaron que se trataba de un entrenamiento defensivo para probar la resistencia de los escudos y protecciones de los antidisturbios recreando una situación real de enfrentamiento.