Centrales de Calor con Biomasa ultima la puesta en marcha de su planta de astillado en Mombeltrán

Presentación

La planta de astillado y el secadero del paraje conocido como 'Dehesa de Pazos', en Mombeltrán estará próximamente a pleno rendimiento. Se trata de una instalación de 11.610 metros cuadrados de plataforma en terrenos del ayuntamiento de Mombeltrán, de los que aproximadamente 5.000 metros cuadrados corresponden a la nave de producción de astillas de madera, que transformará 80.000 toneladas al año de biomasa en su primera fase que será utilizada como combustible en todo tipo de instalaciones térmicas, tanto industriales como domésticas. La potencia térmica asciende a 5,5 MW.

 

La empresa soriana Centrales de Calor con Biomasa ha promovido la construcción de esta planta de astillado y secado de astilla de madera a partir de Biomasa en Mombeltrán, provincia de Ávila, con un presupuesto de 3,5 millones de euros. Los objetivos de producción que se pretenden conseguir se sitúan en 30.000 toneladas de astilla clasificada al 18% de humedad para el primer año y un aumento progresivo hasta las 80.000 toneladas.

 

Entre las ventajas sociales del proyecto se encuentra la generación de empleo directo, un total de 8 puestos de trabajo, a lo que hay que sumar los empleos indirectos derivados de la construcción, así como la revitalización del medio rural en materia laboral al crear medio centenar de puestos de trabajo en torno a la limpieza de los montes y extracción de madera. Un estudio interno llevado a cabo constata la fuerte demanda del producto en nuestro entorno de actuación, lo que llevó a la empresa a estudiar las existencias de biomasa en un radio suficientemente próximo que hace sostenible su uso.

 

Esta planta se levanta en lo que consideramos como una de las mejores ubicaciones de España, ya que se encuentra en un entorno con clima continental y más de 6 millones de potenciales clientes en el referido radio de 150 km incluyendo Madrid; además de un gran potencial de consumidores industriales cuyo crecimiento se ha demostrado que es mayor incluso que el de los domésticos. La de Mombeltrán es la planta piloto para la construcción de una red de fábricas con capacidad de en torno a 80.000 tn/año en cada una de ellas situadas muy próxima a los centros de producción de biomasa y a su vez que su consumo se produzca en un radio máximo de 150 km.