Ceiss redujo su tasa de morosidad siete puntos y la sitúa por debajo de la media de la banca

Sede De Caja España-Caja Duero en León.

La entidad cifra sus créditos dudosos en el 12,01% cuando en 2012 llegó al 19,16%. La media nacional está por encima del 13,6% y alcanza los 197.000 millones de préstamos morosos.

El banco Ceiss, la entidad bajo la que ha estado operando Caja Duero-España en los últimos años, redujo de manera apreciable su tasa de morosidad el pasado año 2013, un ejercicio en el que ha permanecido casi en 'stand by' mientras se producían las negociaciones para hacer posible la fusión con Unicaja, efectiva una vez que las ejecutivas de Ceiss y la caja malagueña la aprobaron la semana pasada. 

 

En el informe anual de Gobierno corporativo, facilitado el pasado viernes a la CNMV y obligatorio para las entidades financieras, banco Ceiss ofrece algunos detalles sobre su funcionamiento durante el pasado ejercicio, marcado por las medidas de ajuste obligadas por las autoridades bancarias europeas y españolas. El más destacado, la reducción de la tasa de morosidad en un año, del 19,16% al 12,01% en 2013.

 

El dato es positivo toda vez que la banca española cerró el año pasado con una cifra récord de morosidad del 13,6%, la más alta alcanzada nunca, con un volumen de créditos morosos de más de 197.000 millones de euros. En diciembre de 2012, la morosidad de la banca española estaba en el 10,44%, aunque aquel año mejoró mucho gracias al paso al 'banco malo' de muchos activos inmobiliarios de las entidades intervenidas.

 

Ceiss también anota entre los principales riesgos materializados la transmisión a la Sareb de activos inmobiliarios por valor de 6.509 millones de euros, una de las medidas para devolver la estabilidad a Ceiss y prepararla para su nueva andadura de la mano de Unicaja. Este traspaso tiene que ver con la mejora en la morosidad, ya que el volumen de créditos fallidos o de dudoso cobro a empresas del sector inmobiliario era muy alto en Ceiss y las entidades bancarias que se han desprendido de ellos han mejorado sus ratios.

 

En el informe también se refleja el "número significativo de demandas" registradas en diferentes instancias sobre el canje de las participaciones preferentes a los inversores particulares. Este ha sido uno de los caballos de batalla en los últimos meses en torno a Ceiss, aunque la entidad ha tenido que acatar lo pactado entre el FROB y Unicaja como parte de la resolución de la entidad.

 

 

REMUNERACIÓN DEL CONSEJO

 

Por otro lado, Ceiss pagó el año pasado a sus cuadros directivos remuneraciones por un total de 1.342.000 euros. Según los datos remitidos por banco Ceiss a la CNMV, los cinco miembros del consejo de administración recibieron el año pasado retribuciones por un total de 301.000 euros, la gran mayoría (298.000 euros) en concepto de remuneraciones fijas, a las que hay que sumar dietas y otras remuneraciones. La cantidad está lejos de los 590.000 abonados en 2012 y de los 875.000 de 2011, según los informes anuales correspondientes. Actualmente, el consejo de administración de Ceiss está formado por cinco miembros cuando pueden ser hasta 15, y está encabezado por Evaristo del Canto.

 

Además, Ceiss cifra en 1.041.000 euros las retribuciones a los integrantes de su alta dirección que no son consejeros, un grupo formado por cinco personas encabezadas por el director general, José María de la Vega. Esta cantidad se ha reducido notablemente con respecto a la del ejercicio 2012, ya que entonces la entidad pagó 2.375.000 euros por este concepto, aunque entonces eran nueve los integrantes de la alta dirección, con lo que la remuneración media es casi idéntica. Y está muy lejos de los 206.000 euros que percibieron los nueve altos directivos en 2011, según los datos oficiales.