Cecale y Feacyl esperan que la "ligera mejoría" del mercado laboral se intensifique durante los próximos meses

Ambas organizaciones creen que es clave que las empresas dispongan de un flujo de crédito "realista, adecuado y competitivo".

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) y la Federación de Autónomos de Castilla y León  (FEACYL) consideran que los datos del paro publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ponen de relieve "cómo el desempleo y el nivel de contratación han mejorado en la Comunidad, evolución seguida también en el conjunto de España. Igualmente, la variación intermensual de las cifras relativas a la afiliación a la Seguridad Social muestra una ligera mejoría, que esperan que se intensifique durante los próximos meses".

 

CECALE y FEACYL entienden que, con la reforma del mercado laboral, "aún cabe poner en práctica una mayor flexibilidad de ciertos parámetros como es la contratación, con el fin de que estos primeros signos de ligera mejoría del empleo puedan consolidarse en los meses sucesivos. No obstante, el devenir y la sostenibilidad en la creación de empleo vendrán determinados por el alcance e intensidad de una mayor actividad económica".

 

"Este mayor dinamismo empresarial aún se ve encorsetado por factores que limitan su capacidad competitiva. Por ello, ambas Organizaciones Empresariales enfatizan en la necesidad de "acometer medidas estructurales acompañadas de otras de carácter coyuntural, que permitan de forma conjunta diseñar un entorno competitivo para emprender proyectos innovadores y consolidar el desarrollo de las actuales compañías". 

 

"Así, es necesario acometer una reforma más decidida de la Administración Pública, fundamentada en un adelgazamiento de la misma y en el diseño de un marco operativo sustentado en parámetros de innovación, eficiencia y eficacia, así como en el impulso de la colaboración público-privada". También, en opinión de CECALE y FEACYL, "es importante que la reforma de la política energética persiga reducir el coste de la factura energética, y la reforma fiscal no redunde en una mayor carga tributaria para las empresas, además de ahondar en la consecución de la unidad de mercado y en la reducción de la burocracia".

 

Por último, los empresarios de Castilla y León insisten en que "ste pequeño respiro en el mercado de trabajo tiene que ir avalado también por un realista, adecuado y competitivo flujo de crédito financiero hacia las empresas y la economía doméstica, que les permita acometer proyectos de inversión y reactivar el consumo, cuestiones necesarias para animar el nivel de empleo".