CECALE comparte la austeridad de la Junta pero se muestra en desacuerdo con su política fiscal

Ve con preocupación el nuevo recorte en las operaciones de capital pero aplaude las medidas para reactivar la economía regional

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, CECALE, ha realizado una primera valoración del Proyecto de Ley de Presupuestos de Castilla y León para 2013 en la que comparte el criterio general de austeridad mantenido por el Gobierno regional, que ha aprobado un presupuesto restrictivo, con una disminución global del mismo de un 2,45% con respecto al de 2012.

Para el empresariado de Castilla y León, la cifra total del Presupuesto, que asciende a 9.481 millones de euros, mantiene la coherencia con el cuadro macroeconómico elaborado por el Gobierno, "aunque en este contexto económico tan adverso, la política fiscal y presupuestaria del Gobierno regional apenas modifica el impacto negativo que algunas partidas presupuestarias tienen sobre la actividad empresarial". Igualmente, señalan que "se sigue aumentando la carga fiscal, sobre todo de las empresas, no sólo con la subida de los tipos impositivos ya implantados, sino también con la recuperación de algunas figuras impositivas".

Por otra parte, indican que "el elevado coste de la deuda pública, que supone 431,3 millones de euros, así como el importante ajuste fiscal limitan los recursos disponibles para la recuperación del mercado y de la actividad económica, que es la que genera riqueza y es capaz de crear empleo".

A falta de un análisis más detallado, CECALE ve con preocupación el nuevo recorte en las operaciones de capital, como pudiera ser el descenso previsto en infraestructuras, "dada la necesidad de aumentar la cuantía de los recursos destinados a la inversión productiva, con el fin de estimular la inversión empresarial".

No obstante, aplaude que las cuentas para 2013 incluyan medidas para reactivar la economía regional, como el recién firmado Plan de Estímulos para el Crecimiento y el Empleo, pactado en el marco del Diálogo Social, "que contempla importantes, aunque no suficientes en el contexto actual, líneas de apoyo a las empresas".

Asimismo, CECALE valora positivamente que, atendiendo a las reivindicaciones de las organizaciones empresariales, el Gobierno regional siga apostado por reestructurar el sector público, con el fin de reducir sensiblemente su coste y aumentar su eficiencia. Por ello, los empresarios abogan por establecer fórmulas de colaboración público-privada en la gestión, prestación de servicios y para acometer inversiones, con el fin de garantizar así su viabilidad y sostenibilidad. Indican que, en la gestión de servicios públicos, "el sector privado aporta un mayor nivel de especialización, eficacia y flexibilidad".