CCOO y UGT lanzan un grito a los empresarios en defensa de la salud y la seguridad en el trabajo

Óscar García Barroso (CCOO) y Luis Sánchez (UGT), durante la concentración frente a CONFAE. /  Fotos: Antonio S. Sánchez

En torno a 90 delegados sindicales de CCOO y UGT, junto a otros compañeros de ambas agrupaciones, se han concentrado este martes frente a la sede de CONFAE en Ávila para reivindicar los derechos de los trabajadores en materia de salud y contra la precariedad en el empleo, coincidiendo con el Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo.

El coordinador provincial de CCOO en Ávila, Óscar García Barroso, ha señalado que “estamos aquí para denunciar la vulnerabilidad a la que están sometidos los trabajadores, especialmente en estos momentos de crisis, y especialmente en materia de salud laboral” y ha denunciado que “vemos asombrados como hay una dejación muy importante en esta tema, no sólo por parte de los empresarios, sino también de las administraciones, que no dejan ver lo que sucede ni hacen un inversión necesaria en recursos para que esto disminuya”.

 

García Barroso ha lamentado que “ha aumentado la siniestralidad en este periodo de crisis”, por lo que, ha destacado, “hacemos un llamamiento a preservar un derecho fundamental como son sus correctas condiciones de salud y seguridad en los centros de trabajo”. Además, ha denunciado que “cada día hay más casos de gente que no se coge bajas por miedo al despido, algo habitual en Ávila, porque suele suceder en centros de trabajo pequeños, una forma de vulnerar los derechos por parte de los empresarios que para las personas que trabajan en esas condiciones de trabajo tan malas es muy duro”.

 

Por su parte, el coordinador provincial de UGT, Luis Sánchez, ha apuntado que “ha habido unos años de bajada en los casos de siniestralidad, pero en estos dos últimos están aumentando”, hecho que achaca a “la reforma laboral y la política de empleo de este Gobierno, que está haciendo mella en la salud y seguridad laborales, entre otras cosas”. Sánchez ha destacado que “antes este hecho era más común en la construcción, pero hoy día el sector más afectado es el de los servicios, donde peores condiciones laborales se están dando”, por lo que, ha concluido, “tenemos que volver a la cultura de la prevención, porque en nada ayuda la precarización del empleo, y si no ponemos remedio esto se va a mantener o a aumentar”.

 

Además, han presentado un completo decálogo, que se leerá a modo de manifiesto en la protesta en el que se refieren a temas como la reivindicación de que ningún trabajador se quede sin protección, los accidentes de trabajo, las enfermedades de origen laboral, la garantización de la equidad ante la desigualdad, la independencia y la calidad de los servicios de prevención, la vigilancia de la salud para proteger a los trabajadores, el reforzamiento de los organismos técnicos de las Administraciones, la potenciación de la inspección de trabajo, la transformación del modelo de Mutuas y el impulso a la democratización en las relaciones laborales.