CCOO ve "desproporcionados" los 1.120 despidos que pretende Caja España-Duero

El sindicato solicita un informe técnico. 

El sindicato CCOO ha calificado de "desproporcionada" la cifra de 1.120 empleos a suprimir en Caja España-Duero, tal y como ha planteado la entidad durante la reunión celebrada esta tarde en Madrid entre responsables de la misma y las organizaciones sindicales.

 

Al respecto, el representante de CCOO, Luis Baeza, ha exigido la presentación de un informe técnico que justifique de alguna manera la "enorme pérdida" de puestos de trabajo, pues, en su opinión, información facilitada por la empresa supone echar a la calle a uno de cada tres empleados de las cajas, especialmente en Castilla y León.

 

Tan sólo la desaparición de los servicios centrales con sede en León, Salamanca y Valladolid, además de las oficinas de Madrid, "se llevará por delante" 541 puestos de trabajo, según los planes del Banco Ceiss en el que están integradas las antiguas Cajas.

 

Otros 579 trabajadores pertenecen a la red de oficinas. Sin embargo, en esta primera reunión la empresa no ha aclarado qué oficinas desaparecerán ni con qué criterios, a pesar de las preguntas de los sindicatos.

 

La próxima reunión, en la que CCOO espera que Banco Ceiss presente con más detalle los motivos de esta decisión, tendrá lugar el próximo jueves, 7 de abril.

 

En el encuentro de este martes la empresa se ha limitado a presentar un balance económico desfavorable para intentar mostrar la necesidad de este "enorme ajuste", ante lo cual CCOO ha pedido más claridad en los datos y en los planes de la entidad.