CCOO rechaza la reforma de las Mutuas porque "debería ser el resultado de un consenso"

El sindicato asegura que no existe un marco real de diálogo social en una cuestión "trascendental para la salud y la seguridad de los trabajadores".

Comisiones Obreras considera que la reforma de la Ley de Mutuas aprobada en el Consejo de Ministros "refuerza el carácter privado de estas entidades". además de mantener competencias "que han ido asumiendo a lo largo de los años". El sindicato cree que el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo y los medios públicos tendrían que gestionar esas prestaciones.

 

"El Gobierno mantiene un criterio alejado de la prevención de riesgos laborales", ha apuntado CCOO, que ha asegurado que el texto actual "no garantiza la calidad de los servicios, la estabilidad en el empleo ni la continuidad del trabajo de las sociedades de prevención que eran eficaces".

 

El sindicato también cree que la reforma "refuerza, de forma absurda, las capacidades de control de las Mutuas desde el primer día de baja, estableciendo un procedimiento por el que pueden proponer el alta a la inspección médica del sistema público de salud y de no ser atendida esta petición en 5 días, se les abre la posibilidad de presentar recurso ante el INSS que dispondría de 4 días para resolver el expediente".

 

CCOO ha asegurado que todas las modificaciones incluidas "se apoyan en criterios economicistas, apartando de las prioridades la recuperación de la salud de los trabajadores". "La Administración, pese a su opción por el refuerzo de las Mutuas, mantiene criterios de dirección y tutela sobre las mismas y clarifica las responsabilidades de sus Presidentes y Juntas Directivas, aunque en nuestra opinión debería haberse profundizado en esta línea de control público, máxime si se tienen en cuenta los casos de malversación de recursos en el histórico de algunas Mutuas", ha apuntado el sindicato.

 

Para Comisiones Obreras, "el Gobierno ha perdido la ocasión de consensuar una ley que pudiese perdurar a futuro por el establecimiento de unas bases que contasen con la aprobación de todos los implicados en este sector, tan importante, ya que estamos hablando de la salud de los trabajadores y trabajadoras".