CCOO muestra su satisfacción por el respaldo del Ayuntamiento de Ávila al Servicio Postal Público

Imagen de la Oficina de Correos de Ávila cerrada por la huelga de sus trabajadores

En la línea de defensa del Servicio Postal Público planteada por el ayuntamiento, CCOO considera que si hay voluntad y respaldo político, "Correos puede salir fortalecido, prestar un mejor servicio a los ciudadanos y convertirse en una empresa puntera en el sector de las comunicaciones".

CCOO muestra su satisfacción por el respaldo del Ayuntamiento de Ávila al Servicio Postal Público y a los 53.000 trabajadores de Correos en todo el estado, 180 en la provincia de Ávila.


El sindicato ha señalado que es fundamental la involucración de los poderes políticos en la defensa del servicio postal público porque supone respeto y respaldo a los trabajadores/as que conforman Correos y a los ciudadanos, como principales depositarios del servicio.

 

"El esfuerzo realizado por la plantilla para no perjudicar al ciudadano en la prestación del servicio público, a pesar de que Correos está acometiendo el mayor ajuste de su historia, es enorme, y se debe gracias a su implicación y, por ello, ha exigido avances firmes en la negociación de la regulación laboral antes de final de año".

 

Para CC.OO. , la iniciativa del Ayuntamiento supone el respaldo a los más de 60 trabajadores/as de Ávila que diariamente hacen posible que cientos de ciudadanos puedan recibir con calidad el servicio público. "Y es que el esfuerzo realizado por la plantilla para que el ciudadano no se vea afectado por los recortes que la empresa pública está realizando (reducción en la contratación, ausencia de cobertura de vacantes, de días por enfermedad, vacaciones…), es enorme".

 

Sin embargo, añaden desde este sindicato, "no se puede decir lo mismo ni del Gobierno ni de la propia empresa pública, cuya apatía e inercia, en el primer caso, y recortes severos sin consenso, en el caso de Correos, está diezmando la plantilla y la calidad del servicio. Desde ambas instituciones se pretende que con muchos menos trabajadores, 8.000 en tres años, 60 en la provincia de Ávila, se mantenga el servicio".

 

"Esta iniciativa, como muchas otras que se están aprobando en el ámbito local, es un ejemplo claro de que cuando hay voluntad política de preservar y mantener un servicio público se puede hacer. Y es una llamada de atención al Gobierno para qué tome nota, porque Correos sí es una prioridad para muchos ciudadanos", añaden.

 

CCOO ha señalado que el ahorro de 500 millones de euros derivados del recorte de empleo y salarial, sumado al sacrificio que los trabajadores/as públicos de Correos han realizado, son razones más que suficientes para exigir el cierre del Convenio con empleo de calidad y un salario razonable en términos de subida.

 

Si la firma no se produce antes de final de año, CCOO ha anunciado que emprenderá un proceso de movilización ascendente y sostenida que podría comenzar en noviembre y prolongarse durante todo 2015, acabando en huelga general. Ha concluido que "están en riesgo las elecciones autonómicas y locales si se continúan recortando derechos y no se dota a los trabajadores/as de Correos de la regulación laboral necesaria.