CCOO exige una gestión pública en la nueva residencia para discapacitados mentales de Ávila

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Castilla y León ha exigido una gestión pública, con empleados públicos para la nueva residencia para discapacitados mentales construida en Ávila, "ya que de lo contrario sería una dejación en la prestación de servicios públicos esenciales".

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Castilla y León ha exigido una gestión pública, con empleados públicos para las nuevas residencias para discapacitados mentales construidas en Ávila y Burgos.

 

La residencia de Burgos está terminada desde 2011 y permanece cerrada y la de Ávila, que se acaba de terminar, ha costado tres millones de euros, por eso la Junta de Castilla y León ha sacado en el boletín del día 30 de mayo la licitación, es decir, que saca a subasta para la empresa privada que mejor oferta haga, ha asegurado CCOO en un comunicado.

 

   En un momento de recortes sociales y de austeridad en el gasto público el Gobierno regional "despilfarra" el dinero de los castellanoleoneses para beneficio privado, ha afirmado el sindicato.

 

   Por eso, CCOO ha exigido que la inversión realizada con fondos públicos requiere "una gestión directa pública, transparente y que no derive al repago a los usuarios y que constituye una dejación en la prestación de los servicios públicos esenciales por parte de la Administración, en cuanto que pone en manos de la iniciativa privada la gestión de lo público".

 

   A juicio del sindicato, esto es "un paso más" en la privatización de los servicios esenciales, derivando recursos públicos y la encomienda de su gestión a la iniciativa privada.

 

   Por eso, considera que es necesaria una política de personal "clara y transparente" y una provisión de puestos mediante la correspondiente oferta de empleo público de manera que se garanticen unos servicios públicos de calidad prestados por empleadas y empleados públicos.

 

   El Sector Autonómico de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Castilla y León ha exigido que la puesta en marcha de estos nuevos centros se desarrolle de forma pública con empleados públicos que garanticen la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía.