CCOO exige medidas "urgentes" para paliar las agresiones contra los funcionarios en las cárceles

Cárcel de Brieva

Aseguran desde el sindicato que la ausencia de tratamiento para la enfermedad mental en prisiones está disparando la conflictividad en los Centros Penitenciarios.

El pasado viernes 16 de septiembre se produjo una nueva agresión a dos funcionarios en el Centro Penitenciario de Brieva. Este suceso acaeció durante la intervención de los funcionarios para evitar que una interna "extremadamente violenta" se autolesionara, han asegurado desde Comisiones Obreras.

 

Aseguran desde el sindicato que en el transcurso de la mencionada intervención, la interna lanzó patadas y puñetazos hacia el personal de la prisión, causando varios hematomas a una funcionaria y resultando herido el jefe de servicios, cuyo parte de lesiones señala una rotura de tendón en el brazo derecho.

 

En este sentido, CCOO ha venido denunciado la situación "alarmante" del Centro Penitenciario de Brieva , donde las agresiones se están multiplicando por la falta de estrategias para abordar las enfermedades mentales. Para este sindicato, en este contexto, la reinserción se ha convertido en una mera declaración de intenciones y "resulta imposible garantizar la seguridad y custodia de los internos y la propia salud de los trabajadores".

 

Destacan desde Comisiones que las agresiones en prisiones se han duplicado en el último año, sin que se haya tomado ninguna medida y recalcan que CCOO "no va a caer en el sensacionalismo ni en el amarillismo de sucesos con este grave problema, pero sí quiere señalar alto y claro quiénes son los responsables del mismo. Las agresiones, en prisiones, no son inevitables ni están contempladas en la nómina del personal. Se producen porque los gestores en los centros, y a la cabeza de ellos el secretario general de Instituciones Penitenciarias, no les preocupa este problema porque queda muy lejos de sus despachos", han recordado.

 

Por esta razón desde el sindicato llevan meses defendiendo, en solitario, un Plan Integral Contra las Agresiones al Personal Penitenciario que aborde todas las causas que confluyen en este fenómeno. Recalcan que hace falta programas de tratamiento psiquiátrico para enfrentar los problemas regimentales, que representan un 25% de la población penal con este tipo de problemas, porque "las cárceles no son psiquiátricos".

 

Asimismo, han afirmado que hacen falta medidas legales como el reconocimiento de agente de la autoridad al personal penitenciario, y medidas legales activas en la defensa jurídica, y una mayor formación para afrontar la conflictividad dentro de las prisiones.

 

Por otro lado, desde CCOO manifiestan que frente a las propuestas constructivas y responsables del sindicato, la Administración responde promoviendo un plan contra las agresiones en la Administración General del Estado, que excluye a Prisiones, ya que "no quieren que sus estadísticas se vean afeadas por la lacra que padecen cientos de funcionarios de prisiones".

 

Finalmente, CCOO exige medidas activas urgentes, una oferta de empleo público extraordinaria y un plan integral contra las agresiones al personal penitenciario, y soluciones inmediatas para que esta agresión en el Centro Penitenciario de Brieva sea la última.

 

Noticias relacionadas