CCOO considera que la devolución de la paga extra legitima el acuerdo sindical firmado en 2012

La sección sindical de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento de Ávila ha concluido que el reconocimiento del abono de la parte proporcional de la paga extra de 2012 en el Ayuntamiento de Ávila ratifica que el Acuerdo Sindical al que se llegó en Noviembre del 2012 y que UGT se negó a firmar en el último momento fue un buen acuerdo

CC.OO., con el fin de aclarar algunas dudas suscitadas entre los empleados municipales, quiere puntualizar que la pérdida de la paga extra de diciembre de 2012 no se ajustaba a derecho, por lo que en diciembre de 2013 interpusieron Recurso de Conflicto Colectivo para que no prescribiera el derecho a la reclamación de la totalidad de la paga extra del personal laboral del Ayuntamiento de Ávila, ya que sólo se disponía de un año para hacer la reclamación. Por lo que se refiere al personal funcionario, el plazo es de cuatro años desde la adopción de la medida (diciembre del 2012) para interponer recurso contencioso-administrativo y todo ello, a la espera del pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre la constitucionalidad o no de esta medida.

 

Las consecuencias prácticas que supone el reconocimiento del abono de la parte proporcional de la paga extra en el Ayuntamiento de Ávila, según la central sindical, se traducen en que no tiene incidencia para aquellos que solicitaron el anticipo de la paga extra, el 80% de la plantilla, ya que ese dinero ya le cobraron a través del anticipo. El resto de empleados públicos municipales que libremente optaron por no cobrar el anticipo, cobrarán esa parte proporcional (1/4 de la paga extra) durante el año 2014.

 

Indican que en ambos casos, la situación se regularizará en el año 2015 con la recuperación de la  paga extra y la amortización del anticipo o el abono de las 3/4 partes, según el caso.

 

CC.OO entiende que el propio anticipo ya fue un reconocimiento implícito del derecho a percibir la paga extra y que este martes el propio concejal ratificó en sus declaraciones al decir que “nunca se discutió el derecho a la percepción de esa retribución. Será en el año 2015 cuando, una vez regularizada la situación y el pago de las nóminas en su conjunto, se devuelva la paga extra retenida“.

 

Para CC.OO. todo esto ratifica que el Acuerdo Sindical al que se llegó en Noviembre del 2012 (que UGT se negó a firmar en el último momento aunque unas horas antes había manifestado su intención de suscribirlo) fue un buen acuerdo, "que si bien entendíamos que era de mínimos, al menos nos permitía conservar una serie importante de derechos sociales que han beneficiado a todos los empleados municipales, como son: ayudas médicas, ayudas de estudios, horas extraordinarias, premio por antigüedad, asistencia a juicios, ayuda familiar etc. que de otra forma habríamos perdido y, sobre todo, que permitía fijar una base sobre la cual iniciar la negociación para la recuperación de los derechos adquiridos".

Noticias relacionadas