CCOO Ávila denuncia la situación de los trabajadores y del servicio de Correos

El secretario provincial de CCOO de Correos en Ávila, José Martín. / Foto: Antonio S. Sánchez

Según ha explicado el secretario provincial del sindicato en el servicio público postal, José Martín, las multinacionales y la CEOE, con la connivencia del Gobierno, pretenden convertirlo en inviable para crear un oligopolio con empleo precario, a bajo coste y sin derechos, y advierte que podrían perderse 20.000 empleos, 60 de ellos en Ávila.

El secretario provincial de CCOO de Correos en Ávila, José Martín, ha denunciado la situación del servicio público postal mostrando su “preocupación” por el futuro del empleo y su viabilidad, y ha anunciado que el Gobierno debe posicionarse en su defensa o “se plantea un futuro de movilizaciones a partir del otoño”.

 

Según explicó Martín, “somos el país con menos carteros por número de habitantes de toda la Unión Europea” y además “con los recortes nos estamos quedando con un servicio muy mermado, con retrasos en las entregas que incumplen con ello la directiva postal”. El sindicalista, explicó que estos recortes han afectado a la capital, en la que “se han eliminado cuatro secciones”, pero avisa que “afecta en mayor medida a las zonas rurales”.

 

Según los datos que aportó, en la provincia de Ávila “se han amortizado 32 puestos de trabajo, se han producido 24 exenciones, se ha reducido un 40% la contratación de eventuales y, en verano, la gente que coge vacaciones no son sustituidos al menos en un 30% de los casos”, lo que supone que “están convirtiendo las secciones en inabarcables, con el consiguiente deterioro del servicios”, y “los periodos de entrega se trasladen de uno a dos o tres días”.

 

En el medio rural, añadió,  “los carteros hacen una media de 100 kilómetros diarios, con el tiempo que eso supone y que en algunos casos supera los 20 pueblos por reparto, por lo que en los pueblos el deterioro es aún peor que en la propia capital”.

 

Según los cálculos que se hacen desde CCOO, a nivel nacional “podrían desaparecer 20.000 puestos de trabajo”, de los que en Ávila “corresponderían a 60 de una plantilla total de 180 trabajadores”.

 

Para Martín, “el servicio podría sufrir daños irreparables a medio plazo” y advirtió que “si el Gobierno no se implica, supondrá que Correos desaparezca”, mientras “las multinacionales logísticas y los fondos de inversión pretenden dar el pelotazo a costa de ello”.

 

Además, también apuntó que el Gobierno tiene una deuda con Correos del periodo 2008-2013 que asciende a 1000 millones de euros por la prestación de servicios y que desde la CEOE, tal y como denunciaron a Bruselas, están “intentando ver que se trata de subvenciones”, con lo que “pretenden asfixiar al servicio para que no tenga financiación y no sea posible su viabilidad” y quieren “crear un oligopolio al estilo de otros sectores como la energía o los carburantes, manejado por ellos, con empleo precario, a bajo coste y sin derechos”.

 

Finalmente, también comentó que se intenta “engañar a los ciudadanos diciendo que tiene una situación de privilegio, cuando es mentira, porque es de España es de los únicos que no tiene banca postal y tiene un negocio de paquetería prácticamente nulo”, además de que se intenta “atacar a los trabajadores” llamándolos también “privilegiados”, cuando “tenemos unas remuneraciones menores que el resto de trabajadores públicos y además no cobramos del Estado, sino de las cuentas de resultados de Correos”.