CCOO anuncia movilizaciones entre los trabajadores de Correos a partir de este mes

José Martín, secretario provincial de Correos en Ávila, durante su rueda de prensa. / Foto: Antonio S. Sánchez

José Martín, secretario provincial de Correos en Ávila, ha acusado a la empresa de “mentir y falsear los datos de caída de actividad para implantar el mayor ajuste de su historia”, por lo que ha anunciado que llevarán a cabo una serie de movilizaciones de los trabajadores en este mes de febrero y convocará huelgas y paros desde marzo a mayo.

La sección de CCOO de Correos en Ávila ha anunciado nuevas movilizaciones de los trabajadores en este mes de febrero y convocará huelgas y paros desde marzo a mayo, ante el “recorte salvaje” de puestos de trabajo, que ascienden a 60 en la provincia abulense, según ha informado José Martín, secretario provincial del sindicato en la empresa, a la que ha acusado de “mentir y falsear los datos de caída de actividad para implantar el mayor ajuste de la historia de Correos”.

 

Según explica Martín, “si bien ha habido una caída de la actividad en el sector postal tradicional, la empresa omite intencionadamente el incremento de la actividad en la paquetería, que ciframos entre un 50 y un 200%, o el de la correspondencia certificada en un 500%”. Por ello, desde CCOO, asegura que no entienden “por qué ha habido una reducción de plantilla del 25%, muy por encima de la caída de la actividad total”, que han cifrado entre un 6 y un 10%.

 

Centrándonos en la provincia de Ávila, según los datos aportados por Martín, esta situación se ha traducido en la supresión de 60 puestos fijos y la reducción del 50% en la contratación de eventuales, dejando la plantilla actual en 170 personas, de los cuales algo más de 50 son funcionarios y el resto laborales, además de otros aproximadamente 50 eventuales que trabajando a lo largo del año según las necesidades. Ávila capital cuenta en este caso con 29 secciones, más otros 15 que trabajan en la oficina del cliente, y el resto en el medio rural.

 

Además, ha denunciado que la empresa está realizando contratos por horas y días, “precarizando el empleo público, poniendo un parche a un problema estructural, la eliminación de puestos fijos y contribuyendo a deteriorar el servicio público postal”.

 

En la provincia de Ávila, ha destacado Martín, “el ajuste más reciente de plantilla se evidencia en todas las unidades de reparto, en la oficina principal de Ávila y en la mayoría de las oficinas de la provincia y centros de clasificación”. Estos recortes suponen, según sus palabras, “consecuencias que son laborales, porque se obliga a los trabajadores a llevar cargas muy por encima de las recomendadas, a recorrer muchos más kilómetros y a hacer una entrega diaria de productos más especializados que conllevan más tiempo de trabajo”, y eso, asegura, “pone en riesgo la salud de los trabajadores”.

 

El otro daño directo, ha explicado, “recae directamente sobre los propios ciudadanos, que observan cómo el correo ordinario, los certificados, las notificaciones y los paquetes les llegan con días de retraso provocando un grave perjuicio, como también sucede en la oficinas, donde tienen que sufrir largas colas por la insuficiencia de platilla”.

 

El calendario de movilizaciones, ha concluido, "aún está por definir", y falta hablar con el resto de los sindicatos, "con los que no habrá problemas para convocar juntos como ya hicimos el 27-N, y con los partidos políticos, "para que puedan incorporar las reivindicaciones en sus propuestas programáticas de cara a las elecciones".