CC.OO. de Ávila denuncia la posible profundización en la privatización de la enseñanza tras la petición de 131 nuevos conciertos

El Sindicato de Enseñanza de CCOO de Ávila ha dado a conocer que los empresarios de enseñanza privada piden a la Junta de Castilla y León 131 nuevos conciertos, diez de ellos en nuestra provincia, por lo que denuncian un posible profudización de la privatización de la enseñanza pública.

Los empresarios de los centros de la enseñanza privada han presentado a la Comisión de Conciertos Educativos de Castilla y León la solicitud de subvención de 131 nuevas unidades que se vendrían a sumar al resto de las ya existentes.


La Federación de Enseñanza de CCOO de CyL vigilará que, tanto las unidades que ahora se solicitan, como las ya concedidas el curso pasado, cumplan con la normativa en lo que se refiere al número de alumnos matriculados.


CCOO seguirá denunciando el desequilibrio existente entre la red pública y la privada respecto al que había en el momento de producirse las trasferencias educativas ya que, a pesar de las recomendaciones del Consejo Escolar de CyL y del Procurador del Común, la Administración regional no ha tomado medidas para reequilibrar el reparto del alumnado con necesidades educativas especiales y del alumnado inmigrante.


CCOO defenderá el criterio del Consejo Escolar de CyL que ha recomendado a la Junta que no financie colegios privados cuando esa demanda de escolarización pueda ser cubierta por centros públicos. Recientemente han denunciado que, en la provincia de Ávila, hay un total de 2.061 plazas en los centros públicos de localidades en las que también existen centros concertados, que están siendo concertadas y que, según la Ley 22/2013 de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014,  el mantenimiento de esa doble red supone un gasto de 3,4 millones de euros.


CCOO quiere insistir, además, en la desigual repercusión de los recortes presupuestarios de los cuatro últimos años, entre la enseñanza pública y la privada sostenida con fondos públicos, recordando que el propio Director General de Recursos Humanos de la Consejería de Educación reconocía, recientemente, que los recortes habían llegado más tarde a este último sector. La evolución al alza en la demanda de enseñanza pública que se debería, en parte, a las dificultades de las familias para pagar en la concertada las aportaciones voluntarias y las cuotas de actividades extraescolares, se habría intentado compensar por parte de la Administración regional con dinero público, salvaguardando así intereses privados de tipo económico e ideológico.