Castilla y León se sitúa por encima de la media en trasplantes y España mantiene el liderazgo mundial

Alfonso Alonso, Rafael Matesanz y Rubén Moreno

España sigue manteniendo el liderazgo a nivel mundial en materia de donación y trasplante de órganos y, de nuevo, en 2014 ha batido su propio récord al alcanzar una tasa de donación de 36 donantes por millón de personas y realizar 4.360 trasplantados, unos datos en los que Castilla y León se sitúa por encima de la media.

Así lo han señalado este martes el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso; el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz; y el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno.

"Estamos en máximos históricos, por lo que de nuevo podemos asegurar que España sigue a la cabeza del mundo en donación y trasplante, gracias a la colaboración ciudadana, al compromiso de los profesionales sanitarios y al Sistema Nacional de Salud (SNS)", ha aseverado Alonso.

En este punto, Matesanz ha destacado el dato de los 36 donantes por millón de habitantes, lo que se traduce en 1.682 donantes, ya que, tal y como ha comentado, esta cifra es "muy superior" a la media de la Unión Europea, que se sitúa en 19.

De hecho, en las modalidades de donación en asistolia se ha aumentado un 21 por ciento (192 donantes) y en donación renal de vivo un 11 por ciento (423 donantes). Además, seis comunidades autónomas están por encima de la media en donantes: La Rioja (56,4), Cantabria (52,7), Castilla y León (48,5), Asturias (48), Baleares (47,1) y Navarra (45,3).

Asimismo, Matesanz ha destacado el aumento de donantes que se ha producido en Andalucía (37,5), Madrid (36,9), Cataluña (29), Extremadura (34,6) y Comunidad Valenciana (35). De hecho, el hospital que ha registrado un mayor número de donantes ha sido el 12 de Octubre de Madrid, mientras que el Hospital Central de Asturias lo ha hecho en donaciones en muerte encefálica y el Clínico San Carlos de Madrid en donación en asistolia.

Por otro lado, a lo largo del 2014 se ha confirmado el envejecimiento progresivo de los donantes, ya que por cuarto año consecutivo más de la mitad (54%) han superado los 60 años, de los cuales el 60 por ciento fueron hombres y el 40 por ciento mujeres.

RÉCORD EN EL NÚMERO DE NUEVOS DONANTES DE MÉDULA ÓSEA

"La mayor parte proceden de donantes en parada cardiaca, reduciéndose a un 5 por ciento el número de donantes de accidentes de tráfico", ha apostillado Matesanz, para informar de que, también, se ha producido un récord en el número de nuevos donantes de médula ósea.

En concreto, la captación de donantes durante 2014 fue de 33.506, lo que representa un aumento del 34 por ciento respecto a los objetivos previstos por el Plan Nacional de Médula Ósea para dicho año, cifrados en 25.000 nuevos donantes.

Así, a 1 de enero, España cuenta con 169.955 donantes de médula ósea, frente a los 136.449 registrados en la misma fecha del año anterior. Por comunidades autónomas, destacan por su "extraordinario grado de cumplimiento" Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra y País Vasco.

Del mismo modo, las unidades de cordón umbilical almacenadas en los bancos públicos han superado ya las 60.000, lo que, a juicio de los expertos, supone que las previsiones del Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical se han conseguido con un año de antelación.

MÁXIMOS HISTÓRICOS EN TRASPLANTES DE ÓRGANOS SÓLIDOS

Respecto a los trasplantes, el director de la ONT ha informado de España ha alcanzado también máximos históricos en trasplantes de órganos realizados, con 2.360, y ha destacado los aumentos en trasplante renal (5%) y trasplante cardiaco (6%).

En total, se han realizado 2.678 trasplantes renales, 1.068 hepáticos 265 cardiacos, 262 pulmonares, 81 de páncreas y 6 intestinales. Además, de los 423 personas de la donación renal de vivo, 43 han formado parte del programa de trasplante renal cruzado, una modalidad que también se ha consolidado en España, al haber logrado superar en 2014 los primeros 100 trasplantes renales cruzados.

En este sentido, el trasplante renal de vivo, que ya se ofrece de forma sistemática a todos los pacientes que pueden beneficiarse de esta modalidad terapéutica, representa el 15,8 por ciento del total de los trasplantes renales efectuados en España.

"Es importante recordar, en este punto, que el pasado 20 de febrero España volvió a batir su propio récord al realizarse en 24 horas 45 trasplantes, gracias a 16 donantes, de los cuales 14 eran fallecidos y 2 vivos. Además, participaron 22 hospitales de 11 comunidades autónomas y cinco equipos de trasplante tuvieron que trasladarse por vía aérea", ha recordado Matesanz.

Dicho esto, el director de la ONT ha destacado que uno de cada cinco órganos (21%) es trasplantado en otra comunidad distinta a la que se ha realizado la donación. "Esto demuestra que el sistema funciona porque todos colaboran con todos y que, además, es un importante factor de cohesión en todo el SNS", ha apostillado.

NEGATIVAS FAMILIARES Y LISTAS DE ESPERA: ESTABLES

De acuerdo con las negativas familiares, Matesanz ha informado de que se mantienen estables con respecto a otros años, situándose en torno al 15 o el 16 por ciento. La mayor parte de estas negativas se deben a que son familias enteras las que se niegan y, además, a que proceden de culturas y religiones distintas.

Del mismo modo, el número de enfermos en listas de espera ha tenido también variaciones "muy ligeras" desde hace años, situándose actualmente en 5.571 pacientes, especialmente los renales (4.293), pulmonares (281) o hepáticos (754, de los cuales 42 son niños) .

En este último punto, y con respecto a la posibilidad de que nuevos tratamientos de la hepatitis C reduzcan el número de personas que necesiten un trasplante, Matesanz ha recordado que los tumores hepáticos no relacionados con el virus C son un 20 por ciento, por lo que, aunque se pudiera reducir el número, no sería de forma significativa cuantos más donantes haya más trasplantes se realizarán. "Lo que marca la necesidad de los trasplantes son la disponibilidad de los órganos", ha subrayado.

Finalmente, y pese a los "buenos datos", el ministro de Sanidad ha destacado la necesidad de que España siga planteándose "retos" con una "mayor ambición" para conseguir reducir de forma considerable las listas de espera. "Mientras eso siga así hay que seguir manteniendo los esfuerzos pensando en estas personas", ha zanjado.