Castilla y León registra un 34% más de contratos de hombres a tiempo parcial desde 2007

Castilla y León ocupa el undécimo puesto dentro del panorama nacional, por delante de Galicia y Castilla-La Mancha.

Los contratos de hombres en Castilla y León a tiempo parcial han pasado de 24.300 a 32.600 entre 2007 y 2013, lo que supone un aumento del 34 por ciento, frente al ligero aumento que registraron las mujeres, de 101.600 a 112.200 en el mismo periodo, un 10 por ciento más.

  

Así, Castilla y León ocupa el undécimo puesto dentro del panorama nacional, por delante de Galicia (32 por ciento), Castilla-La Mancha (25), Navarra (23), Asturias (17), País vasco (6) y Extremadura (-8 por ciento)

  

A la cabeza se encuentra Baleares (89 por ciento), seguida de Canarias (81), Murcia (77), Valencia (68), La Rioja (67), Madrid (66), Cantabria (60) y Aragón (48). La media nacional se sitúa en el 46 por ciento, según un comunicado de Randstad recogido por Europa Press en los que analiza datos del Instituto Nacional de Estadística.

  

Según estas mismas fuentes, la modalidad a tiempo parcial ha estado "muy ligada" al sector femenino con el objetivo de posibilitar la conciliación familiar y laboral. Así, en 2007 se registraron 1.906.400 contrataciones femeninas frente a 492.300 masculinas.

  

Sin embargo, en la actualidad, aunque la contratación de mujeres supera a la de hombres, la diferencia entre ambas se ha reducido ya que la  empleabilidad entre el sector femenino "sólo" ha crecido un 3 por ciento, mientras que entre los hombres el ascenso ha alcanzado un 46 por ciento.

  

De esta manera, el número de contratos de mujeres en este formato en 2013 ascendió a 1.967.200 por 718.000 por parte de los hombres, según las mismas fuentes.

 

DESCENSOS EN CONTRATACIÓN DE MUJERES

  

Por comunidades, los descensos más pronunciados en cuanto a la evolución de la contratación a tiempo parcial de mujeres tuvieron lugar en Navarra (-7 por ciento), País Vasco (-6) y Cataluña (-4), datos que contrastan con el aumento en Galicia (23), Asturias (19) y Cantabria (16).

  

Las regiones que computaron un mayor incremento en los contratos con jornada a tiempo parcial fueron Canarias (29 por ciento), Islas Baleares (26) y Cantabria (25), mientras que en otro lado de la balanza se encuentran Navarra (-2) y País Vasco (-4).

  

Castilla y León se sitúa en octava posición, con un 15 por ciento, tres puntos porcentuales más que la media nacional (12).