Castilla y León, quinta comunidad que más dinero destina por habitante a asistencia sanitaria con 1.267,2 euros

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

Un informe destaca un "ligero incremento" del 1,13 por ciento en la media de los presupuestos per cápita de las comunidades con respecto al año anterior.

Las comunidades destinarán a la sanidad pública una media de 1.204,9 euros por habitante en 2014, con una "gran variación" de más de 500 euros en las partidas presupuestarias de los gobiernos autonómicos, según la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP).

  

En su informe, esta entidad destaca un "ligero incremento" del 1,13 por ciento en la media de los presupuestos per cápita de las comunidades con respecto al año anterior (1.191,1 euros en 2013), que no obstante lo consideran "notoriamente insuficiente" ya que está todavía "lejos" de los presupuestos de los primeros años de crisis (1.359,3 euros por habitante en 2009).

  

Por comunidades, la región que destina más dinero por habitante a la asistencia sanitaria es País Vasco, con 1.541,7 euros, seguida de Navarra (1.397,7), Asturias (1.383,1), Cantabria (1.333,3), Castilla y León (1.267,2), La Rioja (1.242,6), Canarias (1,229) y Galicia (1.227,7).

  

Ya por debajo de la media nacional se sitúan Extremadura (1.178,7), Castilla-La Mancha (1.122,9), Aragón (1.119,9), Cataluña (1.091,5), Madrid (1.087,6), Murcia (1.079,1), Comunidad Valenciana (1.079), Baleares (1.048,1) y Andalucía (980).

  

Aunque en la mayoría de comunidades el presupuesto per cápita subió, la FADSP recuerda que las seis regiones en las que bajó (Andalucía, Cataluña, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco) son precisamente las más pobladas, ya que reúnen el 59,62 por ciento de la población en España.

  

Además, apuntan que una parte del aumento se debe a la disminución de la población y, aunque podría suponer una menor presión asistencial, recuerdan que este éxodo de población está protagonizado por inmigrantes que vuelven a sus países de origen o a la emigración de población autóctona que, en ambos casos, son "personas mayoritariamente jóvenes y sanas".

  

De igual modo, algunos de los aumentos presupuestarios van dirigidos a "pagar deudas contraídas por el brutal descenso de los presupuestos sanitarios en los últimos años", por lo que estos incrementos tendrán "escasas repercusiones sobre la asistencia sanitaria".