Castilla y León pierde más de 21.000 autónomos desde que empezó la crisis, un 9,6% del total, según critica ATA

Castilla y León ha pasado de contar con 223.196 autónomos en mayo de 2008 a los 201.691 de septiembre del presente año, un total de 21.505 menos, lo que supone un descenso del 9,6 por ciento.

Así se desprende del informe elaborado por la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León (ATA), que han presentado en Salamanca el presidente nacional de la organización, Lorenzo Amor, y la presidenta regional, Soraya Mayo.

La pérdida del 9,6 por ciento es menor a la media nacional, que ha sido del 11 por ciento en el mismo periodo, ha remarcado la máximo representante de ATA en la Comunidad.

Por provincias, Salamanca y Soria han sido las que "mejor comportamiento" han mostrado frente a las dificultades, con un 6,6 y un 7,4 por ciento de pérdidas, respectivamente.

En el lado contrario, se encuentra Ávila con un 13,1 por ciento de destrucción. En cuanto al resto, Burgos ha perdido un 11,3 por ciento; Segovia y Palencia, 3,4 por ciento; León, 9,9; Valladolid, 9,2;Zamora, 9 por ciento.

Por sectores, los más afectados han sido construcción (25,6 por ciento), agricultura (13,5 por ciento), industria (13,3 por ciento) y transporte (13,9 por ciento). Al contrario, se han convertido en un "importante foco" de autoempleo los de actividades sanitarias (un 16 por ciento), y actividades artísticas, profesionales, financieras y de seguros.

Por sexos, el 88 por ciento de los autónomos que lo han dejado han sido hombres. En mujeres, el descenso ha sido más bajo, con la excepción de Salamanca y Soria, donde no ha bajado la cifra de autónomas sino que ha crecido con 40 y 41 personas más desde 2008.