Castilla y León logra en 2012 un récord histórico con 130 donantes de órganos

La Comunidad de Castilla y León ha logrado en 2012 un récord histórico de donantes de órganos, al alcanzar la cifra de 130, lo que supone un 21,8 % más que los 106 registrados en 2011 y que también significaron el máximo registro alcanzado nunca. Gracias a la solidaridad de los ciudadanos se ha podido pasar por primera vez en la historia de los cincuenta donantes por millón de habitantes, concretamente 50,81, frente a los 41,4 del año pasado

Esta actividad de donación de órganos, esencial para poder salvar vidas de pacientes en estado grave, ha permitido llevar a cabo 397 extracciones de órganos -frente a las 305 de 2011- y un total de 283 trasplantes, de los que 117 fueron renales –por primera vez se supera la barrera de los cien, de ellos 56 en Salamanca y 61 en Valladolid-, 44 hepáticos, cinco cardíacos, seis de páncreas-riñón y 106 de córneas, todos realizados en los hospitales públicos gestionados por la Junta de Castilla y León.

 

En estas cifras destaca la actividad relacionada con el programa de trasplante renal de donante vivo, que está centralizada en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, habiéndose realizado cinco injertos de este tipo el año pasado.

 

Otra de las noticias surgidas en 2012 fue el inicio de una colaboración con la Comunidad de Extremadura para realizar en Salamanca los trasplantes de páncreas-riñón y de médula ósea de donante no emparentado. En este sentido, la Coordinación Autonómica de Trasplantes está trabajando para que el hospital salmantino sea centro de referencia de trasplante de páncreas-riñón a lo largo de 2013.

 

Hay que reseñar también el aumento de actividad en los trasplantes de tejidos, concretamente en los de córnea, al pasar de los 67 de 2011 a los citados 106 del año pasado, con un incremento del 37 %.

 

En cuanto a las negativas familiares, en 2012 ha habido un descenso, al pasar del 12,4 % registrado en 2011 al 10,3 % del año pasado. La Coordinación Autonómica de Trasplantes quiere reseñar como siempre el agradecimiento a las familias de los donantes, ya que sin su generosidad todos estos programas no serían posibles.