Castilla y León llevará al Supremo el decreto sobre el Ibérico porque puede "perjudicar gravemente"

La Junta considera que el decreto puede "perjudicar gravemente" al sector en la Comunidad.

La Junta de Castilla y León recurrirá ante el Tribuna Supremo (TS) el decreto sobre el Ibérico que se aprobó el pasado mes de enero al considerar que puede "perjudicar gravemente" al sector en la Comunidad, según ha anunciado el consejero portavoz y de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, al término del Consejo de Gobierno.

 

En concreto, el Gobierno de Castilla y León entiende que el Real Decreto del Ejecutivo central contraviene las normativas nacional y europea en todo lo relativo al etiquetado y a la información alimentaria al consumidor, como la definición de 'pata negra' con la que la Junta no está conforme.

 

Así, los puntos de la norma que serán objeto de recurso contencioso-administrativo son el tamaño mínimo de la letra con el que debe indicarse el porcentaje de raza ibérica y su ubicación obligatoria en un específico lugar de la etiqueta, así como la limitación del uso de la mención 'pata negra' exclusivamente para aquellos animales alimentados 'de bellota 100 por ciento ibérico'.

 

Tras admitir también que "es muy difícil" paralizar una norma del Gobierno de la nación, el portavoz ha insistido en la necesidad de recurrir el Real Decreto una decisión que ha sido consensuada con todo el sector en Castilla y León, que también interpondrá un recurso contencioso en el mismo sentido.

 

De Santiago-Juárez ha aprovechado la ocasión también para aclarar que se trata de un proceso que se ha prolongado en el tiempo y en el que la Junta ha logrado "mejorar bastante" una norma que "gustaba muy poquito" al principio. "Hubo cosas que se corrigieron", ha precisado el portavoz que ha defendido a este respecto la "negociación", que no amenazas --según sus palabras--, que ha mantenido en todo momento la Junta.

 

Así, ha explicado que la Junta y el sector no se oponen a que el porcentaje de raza ibérica aparezca en la etiqueta pero ha insistido en la obligación de hacerlo con un determinado tamaño y en una concreta posición, además de confundir al consumidor, resulta contrario al Reglamento Europeo sobre información alimentaria facilitada al consumidor.

 

Para el Gobierno regional, la obligación de indicar en el etiquetado el porcentaje de raza ibérica del animal del que procede el producto es una mención que debe calificarse como "Indicación Descriptiva", y, por lo tanto, "no puede establecerse ni su tamaño ni su posición en la etiqueta de forma obligatoria, como hace el Real Decreto que se recurrirá".

 

'PATA NEGRA'

 

Por su parte, el informe elaborado por los servicios jurídicos de la Junta concluye que la limitación de la norma del ibérico, que establece que única y exclusivamente podrá utilizarse la denominación 'pata negra' en el etiquetado y en acciones de promoción o publicidad para aquellos animales alimentados de bellota 100 cien ibérico, resulta "injustificada" puesto que la denominación de venta por alimentación y manejo y tipo racial es de por sí suficientemente explícita (100% ibérico de bellota).

 

En su opinión, el término 'pata negra' no aporta mayores informaciones sobre el producto y sólo busca primar en el mercado unos productos frente a otros, "incurriendo así en una conducta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha considerado contraria al ordenamiento jurídico comunitario en numerosas ocasiones".

 

La Junta ha acusado además al Gobierno de "apartarse" de la obligación de proporcionar una información correcta, neutra y objetiva al consumidor, algo que para la Comunidad de Castilla y León resulta "claramente vulnerado" al sugerir ahora a los consumidores y "sin datos científicos que lo avalen" que el producto con dicha mención posee características que le confieren mayores o mejores cualidades.

 

José Antonio de Santiago-Juárez ha aprovechado la ocasión para informar de que el sector del porcino ibérico tiene una "gran relevancia" en Castilla y León ya que los 820.742 animales ibéricos con destino a sacrificio censados en la Comunidad la sitúan en la primera posición a nivel nacional, con el 35 por ciento del total.

 

A nivel económico, este sector emplea en Castilla y León a más de 8.000 personas de manera directa y a otras 15.000 de forma indirecta y genera en la Comunidad un valor económico de 600 millones de euros.

 

Según la Junta, otro de los indicadores de la importancia de este sector a nivel autonómico son las 352 industrias ligadas al ibérico que están ubicadas en la Comunidad y que sacrifican el 70 por ciento del ibérico de España.

 

"Estos datos colocan a su vez a Castilla y León como la principal comercializadora nacional de lomo, con 2,9 millones de piezas (58 por ciento del total nacional); de jamones, con cerca de 2,2 millones de piezas (45 por ciento del total nacional) y de paletas ibéricas, con más de 2,2 millones de piezas (48 por ciento del total nacional)", ha concluido el portavoz.