Castilla y León le deja claro a Montoro que también quiere beneficiarse si se flexibiliza el déficit

Pilar del Olmo, consejera de Hacienda en Castilla y León.

Reunión convocada en la sede nacional del PP por la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro y los responsables de comunidades del partido. 

Los responsables de Hacienda de los gobiernos de Castilla y León, Galicia y Aragón han reivindicado los esfuerzos que han hecho para cumplir los objetivos de déficit acordados y han advertido, como mantienen desde hace semanas, que no permitirán más facilidades para las autonomías incumplidoras que para ellas. "Si hay una relajación del objetivo de déficit, todos queremos participar".

 

Así ha resumido la posición la consejera castellano leonesa, Pilar del Olmo, al llegar a la reunión convocada en la sede nacional del PP por la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y los responsables 'populares' de esta materia en todas las comunidades.

 

Del Olmo ha asegurado que asiste a la reunión a escuchar qué les plantea Montoro, porque su posición sigue siendo la misma. "Si hay una relajación del objetivo, todos queremos participar de esa relajación porque se han hecho muchos ajustes en todas las comunidades", ha defendido, para admitir que quienes reclaman objetivos de déficit diferentes podrán tener "sus razones", pero lo que le conviene a España es que todas las comunidades se atengan un mismo rasero y lo cumplan.

 

En términos también firmes se ha manifestado la consejera gallega de Hacienda, Elena Muñoz. Ha apostado por atenerse a lo ya acordado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y aunque no se opone a una reflexión, no aceptará un reparto que "perjudique" a los que llevan años, ha precisado, cumpliendo los objetivos.

 

Preguntada por la posibilidad de encontrar una fórmula que contente a las comunidades que cumplen el déficit y a las que no van a poder llegar a ese -0,7 por ciento, ha respondido que se trata de buscarla. "Analizar si existe un criterio que pueda ser justo, equitativo y objetivo", ha subrayado.

 

Por parte del Gobierno de Aragón, el consejero José Luis Saz ha subrayado la importancia de dialogar cuando hay diferencias de criterio, como es el caso, y se ha mostrado menos tajante que sus homólogas de Castilla y León y Galicia. "El intercambio de opiniones y pareceres es bueno", ha dicho conciliador.

 

Saz ha defendido de nuevo que si finalmente España obtiene una flexibilización del déficit --"que tampoco está claro"--, el reparto debe ser "equitativo" y no lo ha rechazado de plano. "Queremos un reparto equitativo porque hablamos del esfuerzo de los ciudadanos", ha añadido.