Castilla y León ha perdido 56 comerciantes autónomos en 2013

Reduce esta cifra, al igual que Euskadi y Cantabria.

Castilla y León ha perdido 56 comerciantes autónomos entre noviembre de 2012 y el mismo mes de 2013, mientras que en lo que va de año esta caída se elevó hasta los 66, según los datos del Ministerio de Empleo recogidos por Uatae.

 

De acuerdo con esto, Castilla y León es la única comunidad autónoma junto con País Vasco y Cantabria que perdieron comerciantes autónomos  en el último año, 323 en el caso de la primera (-0,75 por ciento) y 32 en el de la segunda (-0,3 por ciento).

 

En noviembre de 2013, según los datos facilitados a Europa Press por Uatae, existían 45.426 comerciantes autónomos afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León, 56 menos que un año antes, lo que supone un descenso en tasa interanual del 0,12 por ciento, un descenso que se produce en un contexto de aumentos generalizados de autónomos en el sector Comercio en España (1,1 por ciento de incremento).

 

El sector también disminuyó en 66 autónomos en lo que va de año, lo que representa una caída en este caso del 0,14 por ciento. Por ello, Uatae considera que se puede afirmar que 2013 "terminará en Castilla y León con pérdida de comerciantes autónomos".

 

En términos anuales han perdido autónomos en el comercio Palencia, 50 menos (-1,65 por ciento); Soria, 16 menos (-1,15 por ciento); Salamanca, 54 menos (-0,8 por ciento); Burgos, 43 (-0,7 por ciento); Segovia, 15 menos (-0,5 por ciento); Ávila, 14 menos (-0,4 por ciento); y Zamora, doce menos (-0,35 por ciento). Por su parte, ha aumentado este número en León, 111 más (1,3 por ciento de incremento) y Valladolid, 38 más (0,4 de subida).

 

Para el secretario general de Uatae en Castilla y León, José Ignacio Falces, estos datos reflejan "la difícil situación" del trabajo por cuenta propia en Castilla y León, ya que a las caídas generalizadas en los sectores de construcción, industria, agricultura y transporte se suman las del sector comercio, un sector que concentra el 22,5 por ciento del total de autónomos de Castilla y León.

 

Por ello, Falces ha reclamado que la Junta de Castilla y León "debería preocuparse y ocuparse de la situación de los comerciantes autónomos, ya que este comportamiento distinto a lo que ocurre en el conjunto de España es uno de los motivos por los que Castilla y León perderá autónomos en 2013".