Castilla y León fue la que Comunidad que generó más residuos no peligrosos en todo el ejercicio 2009

La industria española generó 40,2 millones de toneladas, un 19,6% menos que el año anterior
Castilla y León es la primera Comunidad Autónoma de España que más residuos no peligrosos generó en el año 2009, con un 56,7% del total. Comunitat Valenciana ocupó el segundo lugar, con el
6,2% del total nacional.

Por su parte, la comunidad autónoma que generó más residuos peligrosos en el año 2009 fue Cataluña, con un 28,4% del total nacional. Por detrás se situó Comunitat Valenciana, con un 13,3%. De este modo, Castilla y León generó casi 22 millones de toneladas de residuos no peligrosos por solo 55.000 toneladas de residuos peligrosos.

Además, el sector industrial generó en España 40,2 millones de toneladas de residuos durante el año 2009, un 19,6% menos que el año anterior, según la Encuesta de Generación de Residuos
en la Industria. Esta variación se debió, principalmente, a la disminución de los residuos minerales y los de la combustión.

De la cifra total de residuos, 22 millones de toneladas se generaron en las industrias extractivas, 14,9 millones de toneladas en las industrias manufactureras y 3,3 millones de toneladas en el sector energético.

Del total de residuos generados por la industria, 1,4 millones de toneladas se clasificaron como residuos peligrosos según la normativa comunitaria. Los residuos no peligrosos alcanzaron los 38,8 millones de toneladas. La mayor parte de éstos correspondieron a residuos minerales (26,1 millones de toneladas) y a residuos de la combustión (4,7 millones de toneladas).

Generación de residuos en el sector servicios
Por último, en el año 2009 las actividades de servicios comprendidas en las Encuestas de Generación de Residuos3 generaron 10,1 millones de toneladas de residuos no peligrosos y 0,9 millones
de toneladas de residuos peligrosos.

Entre los residuos no peligrosos destacaron los de papel y cartón (con 1,7 millones de toneladas) y los residuos animales y vegetales (con 1,8 millones de toneladas). Por su parte, los aceites usados, los residuos de preparados químicos y los equipos desechados representaron el 61,7% del total de residuos peligrosos.