Castilla y León fue durante 2015 la comunidad con mayor subida del salario medio

Trabajo, trabajadores, paro,

Debido a la paga extra de Navidad de los empleados públicos y al incremento del salario medio de las personas con convenio.

Castilla y León es la autonomía con mayor incremento relativo del salario medio durante el año pasado, según refleja la Encuesta Anual de Salarios y Costes Laborales de 2015 publicada la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).


Este incremento, del 2,8%, en el salario medio de nuestra región durante 2015 tiene dos motivos bien claros, según CCOO en Castilla y León, que refiere, por un lado, la recuperación de parte de la paga extra de Navidad del año 2012 para los empleados públicos y, por otro, un mayor incremento autonómico que nacional del salario medio de las personas con convenio autonómico o provincial.

Esto ha hecho que Castilla y León haya pasado de la posición 13ª a la 11ª con mayor salario medio en nuestro país, se felicita CCOO en un comunicado recogido por Europa Press.

La subida del salario nominal, unido a que el Índice de Precios al Consumo (IPC) tuvo en 2015 una fuerte reducción, hizo que la capacidad adquisitiva en Castilla y León se incrementase un 3,8%, siendo su primera subida desde el inicio de la crisis iniciada en 2008.*

A pesar de esta alza, el sindicato recuerda que los salarios reales en Castilla y León todavía están en 2015 un 8% por debajo de su valor en 2009, y su evolución desde entonces es 2,5 puntos porcentuales peor que la tenida en el conjunto nacional.

REFORZAR LA NEGOCIACIÓN SECTORIAL

Ante esta situación, CCOO de Castilla y León reclama que se continúe en la línea establecida por la patronal regional y los sindicatos más representativos de reforzamiento de la negociación colectiva sectorial, impulsando la renovación de los convenios pendientes, acordando subidas salariales por encima de lo establecido a nivel nacional, ampliando la negociación colectiva a actividades económicas sin regulación y abriendo ya las mesas de negociación cuya vigencia finaliza en 2016.*

Estas medidas, avierte la organización dirigida Ángel Hernández, no serán suficientes sin una recuperación de la actividad económica que permita la creación de empleo y que éste sea de calidad.

Es por ello que para lograr estos objetivos irrenunciables se hace imprescindible, a juicio de CCOO, la derogación de las dos reformas laborales (2010 y 2012) y su sustitución por una normativa que regule las relaciones laborales de una forma más justa para los trabajadores y las trabajadoras.