Castilla y León, entre las comunidades más inflacionistas

Preocupación entre los empresarios por la merma de la competitividad

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León valora de forma positiva que el IPC haya bajado una décima en el mes de noviembre y la tasa interanual sea seis décimas inferior a la registrada el mes anterior, aunque advierte que nuestra Comunidad se posiciona entre las más inflacionistas de España, con el 3,1%.

 

Preocupa, por tanto, esta evolución de los precios entre el empresariado porque no contribuye a la mejora de la competitividad, lo que supondrá una limitación para la recuperación de la economía.

 

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación continúa siendo elevada como consecuencia de las medidas concretas de consolidación presupuestaria, lo que evidencia la necesidad de poner en marcha, de manera urgente, medidas que incentiven el consumo e incrementen la demanda buscando el cambio de la tendencia.

 

La desfavorable evolución de los precios parece ir contra el impulso que se precisa para favorecer la apertura al exterior de la economía regional, lastrando así el proceso de reactivación económica y por tanto de creación de empleo.

 

En opinión de CECALE, las empresas están haciendo un importante esfuerzo por no trasladar la subida de la presión fiscal a los precios finales descontándola de sus márgenes, cada vez más exigüos, cuestión que debería ir acompañada por una decidida política dirigida a profundizar en la liberalización de mercados.