Castilla y León, en la 'Champions' de la atención médica en pediatría

Castilla y León es una de las comunidades con menos demora en consultas de pediatría: el 76,5% de los pacientes son atendidos el mismo día que piden consulta.

Castilla y León se sitúa entre las comunidades que menos demora presenta en las consultas de pediatría, donde el 76,5% de sus facultativos dice atender a sus pacientes el mismo día o al día siguiente, por encima de la media estatal, que es un 67,9%. Así se desprende de una encuesta de la Organización Médica Colegial. La primera comunidad con menos demora es Asturias, donde el 92,9% de los facultativos dice atender a sus pacientes el mismo día o al día siguiente, seguida de Extremadura (86,7%), y depués Galicia (82,6%), Murcia (81,3%), Cantabria (78,8%), Castilla y León (76,5%), País Vasco (73,9%) y La Rioja (70%).

 

En cambio, Baleares y Canarias son las regiones con un menor porcentaje de pediatras sin demora en sus consultas, un 47,4 y 50 por ciento respectivamente, en las que un 26 y 33 por ciento de estos profesionales dice tardar entre dos y tres días en ver a sus pacientes. Asimismo, la encuesta muestra como el 10 por ciento de los pediatras de Cataluña tardan entre 4 y 5 días en pasar consulta con cita previa.

 

Canarias y Cataluña son las comunidades autónomas que presentan una mayor demora en las consultas de Atención Primaria, ya que sólo uno de cada cuatro médicos de familia consigue ver a sus pacientes el mismo día o al siguiente de pedir la cita en su centro de salud, según la encuesta. El estudio muestra que, a nivel nacional, sólo la mitad de los médicos de familia dice no tener demora en sus consultas.

 

En la encuesta participaron 3.167 médicos de Atención Primaria y 668 pediatras, algo más del 10 por ciento de los profesionales que tienen actualmente un cupo de pacientes asignado en la sanidad pública. Aunque en Atención Primaria no hay lista de espera, esta entidad colegial entiende que existe demora si un médico no puede atender a un paciente en el mismo día o al día siguiente de pedir cita, algo que sólo consiguen el 47,6 por ciento de los médicos y 67 por ciento de los pediatras encuestados.

 

"Esto conlleva un grave problema porque cuando se tarda en obtener una cita y el paciente cree que su problema es grave busca alternativas, y acude a los servicios de Urgencias de Atención Primaria o del hospital, que también se saturan y donde la atención tiene un coste mayor para el sistema", según ha denunciado Vicente Matas, representante nacional de Atención Primaria Urbana de la OMC.

 

El problema adicional, añade este experto, son las "diferencias acusadas" que existen entre unas comunidades y otras. Así, en la comunidad donde hay más demora es Canarias ya que sólo el 23,1 por ciento de los médicos de familia ve a sus pacientes dentro de un plazo razonable, seguida de Cataluña (26,9%), Baleares (31%), Andalucía (41,6%), Comunidad Valenciana (42,2%), Navarra (43,1%), Madrid (44,2%), País Vasco (46,5%), Castilla-La Mancha (47,4%) y Murcia (49,7%).

 

 

EL 22% DE LOS MÉDICOS DE CATALUÑA TARDA MÁS DE UNA SEMANA

 

Además, la situación es especialmente grave en Cataluña ya que hasta un 22 por ciento de los médicos encuestados en esa comunidad dice tener una demora de más de una semana, frente al 3,8 por ciento a nivel nacional. En cambio, en otras regiones apenas hay demora, sobre todo en La Rioja, según admite el 79 por ciento de los médicos de familia, seguida de Aragón (78,5%), Extremadura (63,4%), Galicia (56,5%), Cantabria (55,5%) y Asturias (50,8%).

 

El problema es que este retraso en las consultas se agrava en periodos con un incremento de la demanda o en vacaciones, lo que hace que a nivel nacional sólo un 27 por ciento de los médicos de familia niega que haya demora y que hasta un 11,7 por ciento admita tardar más de una semana en ver a sus pacientes.