Castilla y León destaca la importancia de la Educación Primaria como garantía para conseguir el éxito escolar

El consejero de Educación, Juan José Mateos, ha acudido esta mañana en Pamplona a un encuentro convocado por el Gobierno de Navarra.

Los consejeros de Educación de Aragón, Dolores Serrat, Castilla y León, Juan José Mateos, La Rioja, Gonzalo Capellán, y Navarra, José Iribas, y el director general de Ordenación e Innovación Educativa de Cantabria, José Luis Blanco, han mantenido esta mañana una reunión de trabajo con el objetivo de avanzar en la prevención del fracaso escolar. El titular de Educación de Castilla y León ha estado acompañado además por el director general de Politica Educativa Escolar, Fernando Sánchez-Pascuala, y la directora de Innovación Educativa y Formación del Profesorado, Pilar González.

 

Los participantes en este primer encuentro técnico, convocado a propuesta del Gobierno de Navarra, han resaltado el papel crucial que tiene la Educación Primaria y han subrayado la importancia de la detección e intervención precoz en los problemas de aprendizaje como la mejor garantía para el éxito escolar de todos los alumnos.

 

En este sentido, el consejero de Educación de Castilla y León ha defendido que la Primaria es fundamental y ha puntualizado que “cuando hablamos de los resultados de PISA hay que decir que ese es el resultado que se hace desde el primer día que los niños ingresan en los colegios”. Mateos ha añadido que “si la Primaria es buena, la Secundaria también lo es, y la universidad y la Formación Profesional mucho más”.

 

Los asistentes a la reunión han reconocido el valor de la evaluación como herramienta de diagnóstico para establecer planes de mejora. Por ello, el documento con las conclusiones de la reunión, titulado ‘Una política educativa sin datos supone planificar sin criterios válidos’, será remitido a las Administraciones educativas de las comunidades autónomas participantes, así como a todas aquellas que lo demanden. En el texto, se aboga por la equidad y la excelencia como “realidades compatibles” para que cada estudiante “en igualdad de oportunidades” pueda desarrollar al máximo sus capacidades. En esta línea, el documento mantiene que “ningún alumno debe quedarse atrás”.

 

Asimismo, todas las autoridades presentes en el encuentro han resaltado el papel fundamental de la familia en la educación de sus hijos, así como la función central del alumnado, en torno al cual gira la vida escolar, y del profesorado, como pieza clave del éxito y la calidad educativa. En este sentido, se aboga por intensificar las actuaciones encaminadas a mejorar las competencias, formación y estima social y profesional de los docentes.

 

Además, el documento ‘Una política educativa sin datos supone planificar sin criterios válidos’ apuesta por la mejora continua para avanzar en la calidad, la equidad y la excelencia y por la promoción de hábitos, valores y actitudes, como la convivencia, el esfuerzo, la colaboración y el respeto.

 

La siguiente reunión en Zaragoza

Este primer encuentro monográfico se ha desarrollado través de cinco líneas de trabajo. La primera hace referencia a la identificación temprana de las dificultades para dar una pronta respuesta y la segunda, a la importancia de las evaluaciones tanto internas como estandarizadas, que a partir del curso que viene se adelantan de cuatro a tercer curso de Primaria.

 

La tercera y cuarta líneas se refieren a la distribución de la carga horaria entre las distintas áreas del currículo y al tratamiento de las lenguas propias (castellano y euskera, en el caso de Navarra) y extranjeras de forma coordinada e integrada.

 

El quinto y último apartado hace referencia a la importancia de la implicación de las familias en la prevención del fracaso y la potenciación del éxito escolar, así como en la promoción de hábitos, valores y actitudes, como la convivencia, el esfuerzo, la colaboración y el respeto. Según resaltan numerosos informes internacionales, la implicación activa de los padres mejora los resultados educativos de sus hijos.

 

Al finalizar la reunión, los asistentes han mostrado su disposición a potenciar la cooperación en materia educativa para favorecer el intercambio de experiencias, líneas de trabajo y buenas prácticas entre las comunidades autónomas participantes a fin de mejorar los respectivos sistemas educativos. Así, se ha previsto que en el futuro se celebren nuevas sesiones de carácter monográfico para atender otros asuntos educativos de interés común. La siguiente reunión tendrá lugar en Zaragoza y versará sobre Formación Profesional.