Castilla y León cuenta este año con 27 zonas de baño, tres menos que en 2015

Pantano De La Cuenca

La Comunidad cuenta este año con 27 zonas de baño, lo que supone tres menos que el pasado ejercicio 2015, cuando se llevaron a cabo en una treintena un total de 334 inspecciones con 337 tomas de muestras.

Para estas zonas la Dirección General de Salud Pública establece una temporada de baño comprendida entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, a lo largo de la cual se realizan ocho muestras distribuidas uniformemente durante este tiempo, además de un muestreo inicial 15 días antes de su inicio.

En concreto, la vigilancia sanitaria para determinar la aptitud de las aguas para el baño se lleva a cabo mediante inspecciones visuales y la toma de muestras para análisis microbiológicos de 'enterococos intestinales' y 'escherichia coli'.

Por provincias, este año las 27 zonas de baño se reparten en su mayor parte entre León (cuenta con siete) y Zamora (que tendrá seis, una más), mientras que Soria contará con cuatro y Ávila con tres, frente a las siete que tenía en 2015. Dos tienen Burgos y Palencia y una Salamanca, Segovia y Valladolid.

En los últimos años, el censo de zonas de baño se mantenido constante en valores en torno a 30, que sólo se superaron en 2010 (31), mientras que las 27 de este año se registraron en 2011 y posteriormente subieron a 28 en 2012 y 2013 para llegar a 30 los dos ejercicios siguientes.

LABOR INSPECTORA

En las 30 que había el año pasado se han realizado 334 inspecciones, con una ratio de 11,1 inspecciones por cada zona, aunque en Zamora es donde más se llevaron a cabo, con 16. De esta forma, el número de muestras tomadas en la temporada 2015 en las zonas de baño de Castilla y León ha sido de 337 (11,2 por zona).

Tras estos muestreos se detectaron 69 situaciones irregulares, la inmensa mayoría en Ávila, con 54, por superación puntual microbiológica en el análisis de las muestras. Por detrás se situó Burgos, con 13 incidencias y una en las provincias de León y Segovia.

Precisamente el número de situaciones irregulares se ha visto incrementado notablemente en el último año, al pasar de 21 en 2014 a las 69 de 2015, lo que se debe a la escasez de agua en relación con el número de bañistas, lo que ha producido situaciones de contaminación por indicadores fecales, por lo que estas zonas, cuatro correspondientes a la provincia de Ávila, se han dado de baja este año 2016 y el año pasado se prohibió el baño o se recomendó abstenerse del mismo.

Cada temporada de baño los ciudadanos pueden consultar, entre otra información, la aptitud para el baño en cada una de las zonas que hay en Castilla y León en el enlace www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/zonasdebano.

Las zonas de baño son cualquier elemento de aguas superficiales donde se prevea que pueda bañarse un número importante de personas en el que no exista una prohibición permanente de baño ni se haya formulado una recomendación permanente de abstenerse del mismo y donde no exista peligro objetivo para el público.

Antes del 1 de febrero de cada año, los ayuntamientos que deseen, formulan la solicitud de alta o de baja de una zona de baño ubicada en su término municipal. Así, las altas y bajas en el censo oficial de zonas de baño, así como sus puntos de muestreo, se realizan por resolución de la Dirección General de Salud Pública y se notifican a los ayuntamientos afectados. Antes del 20 de marzo de cada año, la Dirección General de Salud Pública elabora el censo de zonas de baño.

Noticias relacionadas