Castilla y León, cuarta comunidad menos endeudada con relación al PIB del segundo trimestre

La deuda global de la región está casi 4 puntos por debajo de la media nacional

Castilla y León continúa manteniendo un bajo nivel de deuda en comparación con otras autonomías, tanto en términos absolutos como relativos, lo que sgeún el propio Ejecutivo regional "certifica la responsabilidad con que el Gobierno regional utiliza esta fórmula de financiación". De acuerdo con el balance que ha hecho público hoy el Banco de España, a 30 de junio de 2012 el endeudamiento del conjunto de las comunidades ascendía a 150.578 millones, de los que únicamente el 3,9%, 5.894, han sido aportados por Castilla y León.

La deuda global de las autonomías que se contabiliza a efectos del Sistema Europeo de Cuentas (SEC) equivale al 14,2% del PIB nacional, prácticamente cuatro puntos por encima del 10,3% que representa en Castilla y León. Este porcentaje ratifica la solvencia de las finanzas regionales y sitúa a la comunidad como la cuarta menos endeudada del país, por detrás de Madrid, Canarias y Asturias.

A la hora de valorar correctamente estas cifras conviene señalar, según el Gobierno regional, que 553,5 millones de euros de los 5.894 de deuda de la comunidad son créditos destinados a financiar préstamos a empresas de la región -por los que la Junta ingresa tanto el reembolso del capital como los correspondientes intereses-, así como operaciones asignadas a Castilla y León por proyectos de colaboración público-privada.

ESCASA APORTACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO

Las estadísticas del Banco de España también ofrecen información sobre la situación de aquellas empresas públicas que no computan a efectos SEC, por realizar actividades de mercado. En Castilla y León su endeudamiento ascendía a 405 millones de euros al finalizar junio, 10 millones menos que en el primer trimestre, cantidad que equivale al 3,2% del total nacional y sigue representando el 0,7% del Producto Interior Bruto autonómico. Está en consonancia con el escaso tamaño del sector público de la comunidad, que continuará reduciéndose en los próximos meses como consecuencia del Plan de Reestructuración que ha puesto en marcha la Junta.

La suma de la deuda viva de la parte de la Administración de Castilla y León que contabiliza el Sistema Europeo de Cuentas (5.894 millones de euros) y la que no (405 millones) da como resultado un endeudamiento global del sector público regional de 6.299 millones de euros hasta junio, el 3,9% de los 162.936 registrados en el conjunto de España. En relación al Producto Interior Bruto la posición relativa de la comunidad respecto al resto también es muy favorable, puesto que equivale al 11% del PIB frente al 15,4% de media.

UNA CARTERA DE DEUDA DIVERSIFICADA Y EN EUROS

La cartera de deuda de la región está concertada en moneda euro en su totalidad, por lo que no existen riesgos asociados a las fluctuaciones del tipo de cambio. Además, su estructura se ha ido adaptando a las exigencias del mercado. A 30 de junio de 2012 el 76,7% de las operaciones de crédito estaba instrumentado a través de préstamos, frente al 23,3% que eran emisiones de deuda. Por otra parte, el mayor peso corresponde a la financiación a largo plazo (98%), lo que limita los riesgos de la refinanciación.

De igual forma, persiste el sesgo de la distribución geográfica hacia los prestamistas nacionales (61%) frente a los extranjeros (39%). Entre estos últimos destaca el Banco Europeo de Inversiones, una entidad pública a la que podrían sumarse en los próximos meses otras de similares características como el Banco del Consejo de Europa.

Por último, para reforzar la transparencia de Castilla y León y con el fin de que los potenciales inversores dispongan de información relevante, la consejería que dirige Pilar del Olmo tiene centralizados en una página web los principales datos económicos, presupuestarios y financieros autonómicos. Estos contenidos se actualizan periódicamente y están disponibles en el portal virtual de la Junta (www.jcyl.es) en dos idiomas, castellano e inglés.