Castilla y León aspira a proteger con Red Natura una cuarta parte de su territorio y 66 valores amenazados

Suelta de un águila perdicera. Foto: JCyL

La Comunidad ha dado a conocer el plan para implantar el sistema de protección de referencia de la UE, la Red Natura. El proyecto incluye bajo su paraguas 177 sitios y 2,5 millones de hectáreas que albergan 261 hábitats y especies susceptibles de ser conservados. La sarda, la salamandra rabilarga, tres tipos de lagartija, oso pardo, lince, quince aves, flora... son prioritarios.

La implantación de la normativa europea Red Natura 2000 va a permitir a Castilla y León adaptar el sistema de protección de valores naturales de referencia en la Unión Europea, una especie de homologación a las normas comunitarias de las figuras de protección ya existentes en la Comunidad. El trabajo para su adaptación ha permitido poner de manifiesto de nuevo la variedad de valores naturales que atesora la región y también qué hábitats y especies es primordial proteger por estar en situación de amenaza.

 

La adopción de esta nueva normativa va a confirmar el paraguas para gran cantidad de valores naturales de Castilla y León. De hecho, los trabajos previos elevan a 177 los sitios donde está comprobada la existencia de valores que hay que proteger. La Red Natura está constituida por las 70 ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves) y los 120 LIC (Lugares de Interés Común) que atesora la región; descontando los solapamientos existentes (algunas zonas son LIC y ZEPA a la vez), el resultado son 2.461.795 hectáreas y 177 sitios en Castilla y León, un 26,13% de la superficie.

 

 

VALORES PRIORITARIOS

 

Esa superficie, una cuarta parte de la total de la Comunidad, es la que alberga los valores a proteger: hábitats y especies de todo tipo. En total, son 261 que se encuentran en los tres niveles de protección que establece Red Natura, 66 de los cuales tienen la prioridad máxima, es decir, están amenazados. En la lista de los que tienen su supervivencia amenazada incluye algunos de los grandes símbolos de la naturaleza regional, y por eso serán prioritarios.

 

Es el caso de la salamandra rabilarga; la lagartija carpetana y la leonesa; el desmán ibérico (un mamífero similar a la musaraña), el oso pardo, el visón y el lince ibérico; ocho flores como la ovita y el Dragón de los Arribes; la cigüeña negra, el quebrantahuesos, el milano real, el alimoche, el buitre negro, el águila perdicera o la avutarda, hasta 15 aves, algunas de ellas imagen de espacios naturales... que se reparten entre LIC y ZEPA de todas las provincias. También llama la atención la presencia del lobo en el segundo nivel de prioridad como nivel de conservación.