Casilla: "El Real Madrid nunca me ha prohibido hablar en catalán y nunca lo hará"

Kiko Casilla

El portero del Real Madrid Kiko Casilla ha querido aclarar la polémica acontecida en la zona mixta del Santiago Bernabéu el pasado domingo, cuando recibió órdenes de no responder a una pregunta en catalán, afirmando que su club "nunca" le ha prohibido "hablar en catalán y nunca lo hará".

"El protocolo en zona mixta del Bernabéu es primero atender en castellano a los medios nacionales y después, si otro medio lo quiere hacer en catalán o en otro idioma, se hace después aparte", explicó el arquero, que quiso salir en defensa del club merengue ciñéndose a que el medio que le realizó la pregunta, Catalunya Radio, quiso "saltarse un poco el protocolo", en una entrevista concedida precisamente en lengua catalana.

"Lo único que se dijo fue que primero se atendía en castellano a las teles españolas. Me jode a mí y al club, porque el Madrid nunca ha dicho que no pudiese responder en catalán", amplió, dolido por el que consideró que fue un malentendido del que se han hecho interpretaciones lejanas a la realidad.

Acerca de su vuelta al once inicial, en un partido en el que se convirtió en protagonista con intervenciones de mérito, Casilla puso en valor la relevancia que tenía tanto en lo personal como en lo colectivo. "No és fácil volver a ser titular, después de tan poca actividad. Sabía que era un partido importante para motivarme más, para estar más seguro de mí mismo y acabó bien para mí y para el equipo", señaló.

"Tenemos esperanzas de ganar la Liga. Las teníamos cuando estábamos a 13 puntos y ahora que estamos a un punto también. Lo que tenemos que hacer es ganar en el campo del Deportivo, que no será fácil. Tampoco para el Barça, porque imagino que el Granada querrá acabar el año de la mejor forma posible, ganándoles", manifestó el guardameta, confiado en que los culés puedan pinchar en su salida a Los Cármenes y en que ellos hagan sus deberes en A Coruña.

Por último, el catalán se refirió a su futuro más inmediato a causa de los rumores que cada verano salen a la luz para la portería madridista. "Tengo cuatro años más de contrato y estoy muy feliz en el Madrid, me tratan muy bien", afirmó, satisfecho con su defensa de la camiseta del Madrid.