Casi un millón de parados buscan empleo desde hace más de dos años

El estudio apunta que ha aumentado el número de personas que acceden a la Renta Activa de Inserción
La falta de oportunidades en el mercado laboral hace que cada día más personas pasen a engrosar el grupo de aquellos que llevan más de dos años en busca de un empleo y que en el mes de agosto ya rozaba el millón (947.547 millones), un 20,8% más que un año antes, según un 'Informe sobre desempleo y prestaciones' elaborado por UGT.

Además, el estudio apunta que ha aumentado el número de personas que acceden a la Renta Activa de Inserción o que teniendo estudios postsecundarios, también acaban perdiendo su empleo y solicitando una prestación.

En España había en agosto de este año 4,6 millones de parados registrados y mientras que las demandas de empleo se incrementaron un 10,6% --12% por parte de parados y un 6,8% por parte de activos--, las ofertas descendieron un 54,9% respecto al año anterior.

En estas condiciones, salvo aquellos que no tienen trabajo desde hace entre seis y doce meses (960.601 personas), los parados de larga duración son el colectivo más mayoritario y el que más ha crecido en tasa interanual.

Y todo apunta a que pronto serán más, ya que los desempleados sin trabajo desde hace entre uno y dos años son a estas alturas 875.638 personas, un 15% más que en agosto de 2011.

CADA VEZ SE RECURRE MÁS A LA RENTA ACTIVA DE INSERCIÓN
El desempleo se ceba con los empleados más mayores. Así, más de un millón de ellos tiene entre 45 y 54 años (+17,4%) y 704.444 personas tenían más de 55 años (+15,5%), siendo además los grupos de parados que más crecieron en agosto, por delante de los más jóvenes.

Por ello, no es de extrañar que los beneficiarios de la Renta Activa de Inserción, para mayores de 45 años con rentas no superiores al 75% del salario mínimo interprofesional (SMI) y más de doce meses inscritos en los servicios públicos de empleo (SPEE), entre otros requisitos, hayan repuntado un 22,2%, hasta las 234.228 personas.

PARADOS CADA VEZ MEJOR FORMADOS
Otro de los efectos del avance de la crisis es el incremento del número de parados con estudios superiores. En agosto, los demandantes de empleo con estudios postsecundarios aumentaron en un 19,6% más que en el mismo mes de 2011, hasta situarse cerca del millón de personas (944.681 parados).

Este incremento es especialmente significativo si se compara con el experimentado por aquellos demandantes con estudios primarios, que crecieron un 6,8%, o con los que cursaron estudios secundarios, con un incremento del 9,8%.